Ir a contenido

RESULTADOS ANUALES

El beneficio de Mango se desploma a pesar de facturar un 15% más

Las ganancias cayeron en el 2015 hasta 4 millones por las inversiones y el tipo de cambio

Antoni Fuentes

El centro logístico de Mango en Lliçà dAmunt, poco antes de su puesta en marcha.

El centro logístico de Mango en Lliçà dAmunt, poco antes de su puesta en marcha. / ANNA MAS / FERRAN NADEU / EFE

La multinacional textil Mango tuvo un ejercicio 2015 agridulce. La compañía fundada por Isak Andic logró un aumento de su facturación del 15,3%, hasta llegar a 2.327 millones de euros, aunque su beneficio se desplomó. Las ganancias de Mango cayeron de los 107 millones registrados en el 2014 a cuatro millones el año pasado debido al efecto de las inversiones, las amortizaciones y el tipo de cambio del euro. 

"La apuesta por el crecimiento en detrimento del beneficio a corto plazo está planificada y se traducirá en los próximos años en la vuelta a una mayor rentabilidad", afirma el vicepresidente ejecutivo de la firma, Daniel López, en un comunicado para explicar un desplome de las ganancias de 103 millones, equivalente al 96%. La compañía cuantifica en 100 millones el impacto agregado en las cuentas del tipo de cambio del euro frente al dólar y otras divisas (30 millones) y el aumento de amortizaciones por las inversiones realizadas (70 millones).  

El "esfuerzo inversor" que ha llevado a cabo Mango en el 2015 se centró en la puesta en marcha de la primera fase del nuevo centro logístico de Lliçà d'Amunt y en la renovación de las tiendas para ser "más atractivos" a los ojos de los clientes. El nuevo centro logístico supondrá una inversión total de 360 millones y dará trabajo, cuando esté plenamente operativo a final de año, a 400 personas. La empresa amplió su plantilla global en 838 personas, de las que el 35% encontraron trabajo en España, y llegó a 16.625 empleados en todo el mundo.

RENOVACIÓN COMERCIAL

Las inversiones en renovar y ampliar la red comercial, formada por 2.730 tiendas en 109 países, han ascendido a 1.200 millones de euros en los últimos tres años. Una buena parte de la estrategia de la firma se ha dirigido a la apertura de 164 megatiendas ('megastores') con una superficie de más de 300.000 metros cuadrados. Estos nuevos establecimientos explican en buena parte el aumento de la facturación por encima de las previsiones iniciales de la firma.

El efecto de esas grandes tiendas fue muy patente en el resultado en España, donde la facturación se incrementó un 20% gracias a la apertura de 25 'megastores'. Una de ellas es el establecimiento situado en la Rambla de Barcelona, en el que ha invertido 25 millones. España representa un 19% de la facturación de Mango y se mantiene como primer mercado de la cadena, seguido de Francia, Italia, Alemania, Rusia y Turquía, el país originario de Andic. En el 2016, la empresa con sede en Palau-solità i Plegamans tiene previsto inaugurar 45 establecimientos comerciales y ha empezado a aplicar una rebaja de sus precios en prendas destinadas a los jóvenes.

La tienda 'online' de Mango representa ya el 10,7% de las ventas de la cadena después de registrar un crecimiento del 27% en el 2015, aunque forma parte de una estrategia cruzada en la que los clientes compran desde su casa y recogen las prendas en las tiendas o bien formaliza pedidos de ropa en los propios establecimientos.

Temas: Mango Empresas