10 ago 2020

Ir a contenido

Objetivo: unos 3.100 millones

La Generalitat espera mantener en lo que queda de año el buen ritmo de recaudación en los tributos autonómicos

Agustí Sala

Anuncios de pisos en venta, en Barcelona.

Anuncios de pisos en venta, en Barcelona. / FERRAN NADEU

El objetivo es llegar este año al menos a 3.100 millones de euros en recaudación de tributos propios y cedidos. Esa meta del equipo de la Conselleria de Economia superaría un poco la del año pasado. En este apartado se incluyen desde los gravámenes sobre el patrimonio, que recauda la agencia estatal y luego transfiere a la Generalitat, hasta el que recae sobre las transmisiones patrimoniales y los actos jurídicos documentados (ITP y AJD), que recauda como hace siete años y sigue al alza "principalmente por el crecimiento der las transacciones de vivienda usada desde enero del 2013", explica un informe de la Direcció Genral de Tributs.

Los impuestos propios y cedidos viene a significar alrededor del 15% de lo que ingresa la Generalitat

Los propios y cedidos son tributos que gestiona la Agència Tributària de Catalunya (ATC), aunque no se ocupa de todo el proceso, que tiene previsto llevar a cabo a partir del año que viene, como hacen otras autonomías como Canarias; e incluso de la recaudación ejecutiva, como hacen La RiojaGalicia Castilla y León .Las primeras labores las realizan en la actualidad los registros de la propiedad mediante un convenio por el que la Generalitat paga 10 millones anuales por el servicio; y las segundas, la Agencia Tributaria estatal por otros 25 millones anuales.

ACTIVIDAD ECONÓMICA

Lo cierto es que los impuestos ligados a la actividad económica siguen un buen ritmo. En el primer trimestre de este año se han alcanzado los 638,7 millones de euros, lo que supone el 8,8% menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior. Pero los periodos cortos de tiempo muestran poco ya que se trata de impuestos con distintos plazos de pago. En todo caso, si se compara en periodos de 12 meses, el nivel de recaudación es de 3.035,6 millones, lo que significa un alza del 9,2%, según los datos de la Direcció General de Tributs de la Generalitat.

Estos gravámenes vienen a significar alrededor del 15% de los ingresos tributos que recibe la Generalitat. El grueso son los compartidos con el Estado y de los que recibe anticipos y la liquidación definitiva a los dos años. Suman unos 16.000 millones de los más de 19.000 que ingresa la administración catalana.