10 ago 2020

Ir a contenido

La prima catalana

El plus que los títulos de la Generalitat pagan por los 7.000 millones en el mercado casi cuadruplica el de los del Tesoro español

Un estudio estima que un estado independiente nacería con un peso de la deuda similar al de Alemania o Finlandia

Agustí Sala

Anuncio de la tercera emisión de bonos de la Generalitat, en octubre del 2011.

Anuncio de la tercera emisión de bonos de la Generalitat, en octubre del 2011. / EL PERIÓDICO

El punto de partida de Catalunya en los mercados hacia un estado independiente no es fácil. Con el Estado como principal acreedor y sin posibilidades de emitir deuda, debe pagar en la actualidad una prima de riesgo con respecto al bono alemán a 10 años que casi cuadruplica la del Tesoro español.

Robert Casajuana, economista y operador del mercado de bonos, ha explicado durante una sesión en el Col.legi d'Economistes de Catalunya sobre ' La independencia y la deuda de la Generalitat' que hoy la situación estos títulos, de los que hay unos 7.000 millones de euros en el mercado con distintos vencimientos, es "bastante dramática".

A 10 años cotiza casi al 5% de interés y con una prima de riesgo con respecto al 'bund' alemán de más de 480 puntos básicos. El español, por encima del 1,52%, carga con una prima de más de 130 puntos básicos, afirma este operador.

La evolución en caso de independencia dependería mucho de si Catalunya sigue o no en la unión monetaria, entre otros factores

Además la calificación de la deuda catalana se encuentra al nivel de los bonos basura ('Ba2', según Moody's; 'B+' para Standard & Poor's; y 'BB' para Fitch), una de las peores del Estado. El Banco Central Europeo (BCE) la ha excluido de su programa de compra de bonos municipales y de entes regionales. Por su parte, el  'vicepresident' y 'conseller' de Economia, Oriol Junqueras, insiste en que estas valoraciones no reflejan la situación real de una economía que apenas tiene capacidad de decisión sobre el 5% de sus ingresos. 

MERCADO ESTRECHO

Aunque el conocido como punto de no retorno a partir del que se considera que una deuda soberana es impagable (7%) se ha alejado, para Catalunya el coste aún es elevado. En todo caso, según Casajuana, la evolución de los bonos de una hipotética Catalunya independiente "dependería de muchos factores, entre los que destacan si estamos o no dentro de la unión monetaria, la solvencia del estado catalán, etcétera".

De todas formas, el mercado secundario de la deuda catalana es muy estrecho y cualquier movimiento, por pequeño que sea, provoca un alza o bajada importante. Del pasivo total de la Generalitat, que ascendía a 72.274 millones a 31 de diciembre,  apenas el 10% corresponde a bonos y deuda en el mercado; más del 60% se debe al Estado, por el fondo de liquidez autonómica (FLA) y otros instrumentos; y el resto, a préstamos bancarios.     

Para Casajuana, "sería clave reforzar la imagen de la solvencia de la economía catalana a nivel internacional con especial incidencia en el mundo anglosajón por su poder de influencia en los mercados". 

En la misma sesión se ha debatido también sobre la deuda que debería asumir Catalunya en caso de secesiónDavid Ros, economista e interventor de la administración local, la sitúa en base a estudios propios y la síntesis de otros existentes entre el 50% y el 75% del PIB, por debajo de la media de la Unión Europea (UE) y al nivel de países como AlemaniaHolanda Finlandia.

Sería una situación muy distinta a la de la Catalunya autonómica, que debe soportar una deuda que equivale al 105% de su PIB, por la que es propia (más de 72.000 millones) y el 19,5% del pasivo neto del Estado español correspondiente al esfuerzo fiscal catalán, explica ¿Su conclusión? "La deuda que soportan actualmente los catalanes por el hecho de formar parte del Estado español es superior a la que tendrían en una Catalunya independiente, sea el que sea el criterio que se utilice para repartirla".