Ir a contenido

La luz se ha encarecido una media del 7% anual desde el 2003

El recibo eléctrico ha registrado una subida del 4,8% en lo que va de año

Agustí Sala

Contadores de electricidad en una comunidad de vecinos.

Contadores de electricidad en una comunidad de vecinos. / JOAN PUIG

El recibo de la luz ha subido para los hogares el 83,2% desde el 2003, según una estimación realizada por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), lo que supone una media de casi el 7% anual durante el periodo. Esa subida prácticamente triplica la registrada por la inflación durante el mismo periodo. En concreto ha pasado de 0,131 euros por kilowatio hora (kWh) a 0,240 durante este periodo. El cálculo se ha realizado ara un consumidor con una potencia contratada de 3,98 kW y un consumo de 210 kWh al mes con la tarifa regulada o precio voluntario del pequeño consumidor (PVPC).

Desde el 2011, el recibo se ha encarecido el 10,23%, al pasar el consumidor tipo de pagar 21,9 céntimos por cada kW, a un total de 24,10 céntimos, impuestos incluidos. El mayor incremento se produjo en el 2012, con el 7,47%, mientras que en el 2013 y el 2014 bajó, el 1,96% y el 0,21%, respectivamente. En cambio, entre enero y septiembre de este año se ha encarecido el 4,8% con respecto al mismo periodo del año anterior.

Según el análisis de la CNMC, el consumidor tipo elegido pagaba una factura de 550,32 euros anuales, 45,86 mensuales; mientras que en los nueve primeros meses del ejercicio actual el recibo por el mismo consumo (210 kWh al mes) y potencia contratada (3,98 kW) asciende a 455,84 euros. Como queda todavía pediente un trimestre completo, si se extrapola para todo el año equivaldría a unos 606 euros (50,5 al mes).

MÁS PESO DE LOS PEAJES    

La parte regulada del recibo, los peajes, ha incrementado su peso en el precio final entre el 2011 y el 1015, al pasar del 40% al 43%, lo que contribuye a encarecer el recibo. También ha crecido la proporción que se llevan los impuestos durante el mismo periodo, del 19% al 21%, "como consecuencia de la subida del IVA. Todo ello explica la pérdida de peso de la parte relacionada con el consumo de electricidad, que supone hoy el 35%, frente al 40% de hace cuatro años.

Dentro de los peajes ha ganado importancia la amortización del déficit de tarifa, que del 6,44% ha pasado a suponer el 14,84% de este apartado. En cambio, las primas destinadas a las energías renovables han bajado del 41,54% al 38,59%.

0 Comentarios
cargando