EL MERCADO LABORAL

El 30% de asalariados gana menos de 1.221 euros al mes

El sueldo medio en el 2014 se situó en los 1.881 euros, un 0,67% más

Las mujeres y los trabajadores temporales, penalizados con las retribuciones más bajas

Se lee en minutos

MERCEDES JANSA / MADRID

Más de cuatro millones de asalariados --4.269.840 exactamente-- cobran un sueldo mensual inferior a los 1.221 euros al mes, de los que casi millón y medio (1.423.000) apenas llegan a los 655 euros mensuales brutos, siete euros por debajo del salario mínimo interprofesional (SMI), y otros tantos apenas llegaron a recibir mil euros. Estas son las retribuciones medias del 2014, un año en el que se contabilizaron 14.232.800  trabajadores por cuenta ajena que recibieron como salario medio bruto 1.881,3 euros al mes. Sin embargo, el sueldo mediano, que es el que reciben la mayoría de los asalariados, fue inferior, 1.602,5 euros.

El año pasado las retribuciones apenas crecieron el 0,65% respecto del 2013, un porcentaje similar al pactado entre los agentes sociales, pero que apenas se notó en el bolsillo de los ciudadanos. Como la inflación a final del ejercicio fue negativa (-1%), el Ministerio de Economía considera que los trabajadores tuvieron una mejora de su capacidad adquisitiva al tiempo que reconoce que el aumento salarial se debe sobre todo al mayor número de horas trabajadas.

La encuesta de salarios realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) con datos de la EPA, muestra que ademas del grupo citado que tuvo salarios inferiores a los 1,221 euros, hay otro simular que ganó 2.173,5 euros. A ellos hay que añadir una franja intermedia con el 40% restante (5.693.120 personas) que tuvo retribuciones entre ambas cantidades.

El tipo de contrato determina la cuantía de la retribución pero a pertenecer a uno de los tres grupos citados viene condicionado por la antigüedad y el nivel de estudios. Los trabajadores con más tiempo en las empresas cobran más que los más nuevos en igualdad de condiciones de contrato. Influye también en la mejora el tamaño de la empresa: cuanto más grande sea más posibilidades hay de que los salarios sean más altos. Asimismo los empleados con titulación superior están mejor pagados que los que apenas tienen estudios.

Los dos pactos de moderación salarial en los años de crisis profunda moderaron las retribuciones para todos los empleados pero se abrieron brechas más profundas que antes de la recesión. Dos son las que se manifiestan con más claridad en la estadística del INE: la que separa a hombres y mujeres y la que viene determinada por las características de los contratos.

BAJA EL SALARIO DE LAS MUJERES 

En el 2014 el salario medio de las mujeres fue de 1.618,1 euros al mes, mientras que el de los varones alcanzó los 2.125,9 euros, unos 507 euros de diferencia. Las mujeres, como los jóvenes, están penalizadas en el terreno de las retribuciones ya que ocupan mayoritariamente los puestos de trabajo menos cualificados y son mayoría en la contratación a tiempo parcial. Ello se tradujo en que el salario de las mujeres bajó el año pasado 3,5 euros al mes, mientras que el de los hombres aumentó en 23,8 euros.

Los salarios más altos se pagaron en el sector financiero y seguros, educación y suministros de energía, mientras que los más bajos se dieron en las empleadas del hogar (745 euros), en la hostelería (1.174,7 euros)  y el sector primario que comprende agricultura y pesca (1.193,3).

CATALUNYA EN LA FRANJA MEDIA

En el País Vasco, el 43,3% de asalariados recibieron por encima de 2.173,5 euros mensuales), en la Comunidad de Madrid alcanzo al 41,2% y en Navarra, el 36,6%.

Catalunya está en la franja media de retribuciones ya que el salario medio bruto mensual fue de 1.953,3 euros.  

Te puede interesar

Los trabajadores titulados recibieron unos salarios más altos (2.403,4 euros) que los que solo tenían estudios primarios (1.369,9 euros)

Los contratos temporales tienen salarios más bajos que los indefinidos. Algo más de la mitad de los asalariados temporales percibió un salario inferior a 1.221,1 euros, retribución que alcanzó solo a algo menos de una cuarta parte de los trabajadores con contrato indefinido.