Ir a contenido

SISTEMA BANCARIO

CaixaBank elimina el 94% de las clausulas suelo en sus hipotecas

La entidad suprime las clausulas suelo de 188.000 contratos, de un total de 200.000 hipotecas, con un coste de 220 millones al año

OLGA GRAU / BARCELONA

El 9 de mayo del 2013 el Tribunal Supremo dictó una sentencia que consideró nulas por poco transparentes las cláusulas suelo de hipotecas del BBVA, Novagalicia (Abanca) y Cajamar. Su fallo afectaba solo a estas tres entidades, que ya las eliminaron, pero generó un precedente que ha acabado generando un efecto cascada. Desde entonces, las cláusulas suelo han sido objeto de polémica y de múltiples demandas en los juzgados. Paralelamente, el Supremo también tiene pendiente aclarar si las múltiples sentencias en contra que están sufriendo los bancos por las cláusulas suelo deben obligarles a abonar a los demandantes todo lo cobrado de más desde la fecha de la sentencia o por todo el contrato. 

En el compás de espera para saber la decisión del alto tribunal, CaixaBank ha decidido adelantarse a los acontecimientos. La entidad financiera que preside Isidre Fainé anunció ayer que ya ha suprimido las cláusulas suelo en el 94% de la cartera hipotecaria que cuenta con esta modalidad de contrato. En total se ha eliminado la cláusula suelo de 188.000 hipotecas, de un total de 200.000 existentes, con un coste para la entidad de 220 millones de euros que ya se ha imputado en las cuentas de este ejercicio. 

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, explicó ayer que la previsión es eliminarlas completamente, hasta sumar las 200.000 afectadas, siguiendo el código de buenas prácticas asumido por la entidad. Aunque el directivo dejó claro que el banco no devolverá las cantidades que se han ingresado de más en los últimos años como consecuencia de estas cláusulas suelo en un entorno de tipos de interés muy bajos porque no las consideran un cobro «indebido». «Si hay una decisión judicial la acataremos», zanjó el consejero delegado de CaixaBank.

HERENCIA DE BANCA CÍVICA

Gortázar aclaró que las hipotecas con cláusulas suelo no han sido una modalidad comercializada por CaixaBank, sino que provienen de adquisiciones de entidades llevadas a cabo durante la crisis, en especial de Banca Cívica, que integra a dos antiguas cajas (Cajasol y Caja Canarias) que vendieron préstamos hipotecarios con suelo de forma masiva. 

CaixaBank se suma así a otras entidades financieras que han optado por eliminar las cláusulas antes de que les obligue una sentencia judicial. Un ejemplo reciente de ello es Bankia, que ya ha suprimido este suelo en unas 30.000 hipotecas, lo que representa entre un 3 % y un 4 % de su cartera de préstamos hipotecarios y una merma en sus ingresos de 40 millones de euros anuales. La asociación de consumidores Adicae celebró ayer que las entidades comiéncen a reaccionar ante la posibilidad de que la Justicia les haga eliminar dicha cláusula de los contratos de préstamos hipotecarios.

MÁS BENEFICIO

CaixaBank presentó ayer los resultados de los nueve primeros meses del año, periodo en el que obtuvo un resultado neto atribuido de 996 millones, un 57,3% más que en el mismo periodo del 2014, Los dos motores que impulsaron los resultados fueron el crecimiento del negocio bancario y la reducción de dotaciones para insolvencias. El margen de intereses, que refleja el resultado del típico negocio bancario de prestar dinero y remunerar depósitos, aumentó un 7,6%, hasta alcanzar los 3.308 millones de euros.

0 Comentarios
cargando