Ir a contenido

REGULACIÓN FINANCIERA

Los bancos solo cobrarán una comisión por sacar dinero

El Gobierno decide que el dueño del cajero será el que realice el cobro

P. ALLENDESALAZAR / MADRID

Los bancos dueños de los cajeros serán finalmente los únicos que podrán cobrar una comisión a los no clientes por sacar dinero, no así las entidades emisoras de la tarjeta. El Consejo de Ministros ha aprobado el decreto que aclara esta cuestión después de la polémica generada por la decisión de CaixaBankBBVA Santander de hacer pagar dos euros a los usuarios de otros bancos por extraer efectivo, una medida que en la práctica suponía el pago de una doble comisión y triplicar de media las tasas actuales.

El dueño del cajero no cobrará directamente al cliente, sino al emisor de la tarjeta. Este decidirá a su vez si la repercute al cliente o no, pero no podrá cobrarle más de lo que le ha hecho pagar el otro banco. La decisión, así, variará de entidad a entidad y, dentro de estas, estará probablemente en función de la vinculación del cliente (es decir, del número de productos financieros que tenga contratados) y de la negociación que establezca con su banco.

"Estamos convencidos de que se va a reducir el coste para los usuarios y que las comisiones serán menores de las que tenemos ahora", ha afirmado el ministro de Economía, Luis de Guindos. También se ha mostrado seguro de que habrá bancos emisores de tarjetas que no repercutirán a algunos de sus clientes las comisiones que les pasen las entidades dueñas de los cajeros.

El Gobierno no ha establecido una tasa máxima o mínima que puedan cobrar la banca por este servicio ya que estima que no está habilitado legalmente para hacerlo. En cualquier caso, al cliente se le informará antes de sacar el dinero de a cuánto asciende la comisión que se cobrará a su banco y podrá elegir entre seguir adelante con la operación o cancelarla. Además, los bancos no podrán cobrar la comisión hasta el 1 de enero en tanto no alcancen los acuerdos entre ellos necesarios.

Cuestión aclarada

El Ministerio de Economía ha dejado claro de esta manera que los bancos no pueden cobrar dos veces a los usuarios por sacar dinero. La doble comisión por un mismo servicio está prohibida, pero las entidades que decidieron empezar a cobrar los dos euros argumentaban que son dos distintos (el uso del cajero y el uso de la tarjeta).

El Banco de España no lo veía así y les instó antes del verano a realizar un solo cobro, pero las entidades siguieron en sus trece. El organismo gobernado por Luis María Linde, ante ello, estudió si podía tomar medidas normativas para evitarlo, pero llegó a la conclusión de que no estaba habilitado por lo que finalmente ha sido el Gobierno el que ha tenido que actuar tras meses de polémica. "Había incertidumbre legal", ha admitido Guindos.

Al final el Gobierno ha dado la razón a los bancos dueños de los cajeros, ya que hasta ahora eran los emisores de las tarjetas los que cobraban a sus clientes por sacar dinero en maquinas de la competencia. "Es un sistema más eficiente y más justo, los cajeros no son gratis. Había una serie de entidades que habían hecho una inversión importante", ha argumentado el ministro. La banca tiene más de 5.000 cajeros que de media haber 18.000 operaciones al año, con lo que en total son más de 900 transacciones.

Temas: Bancos