Ir a contenido

MEJORA DEL MERCADO AUTOMOVILÍSTICO

Coches de salón

Las ventas de turismos a particulares en Barcelona se disparan un 14,6%, con 761 matriculaciones más, tras la muestra del automóvil

ANTONI FUENTES / BARCELONA

Con el viento de popa del nuevo plan Pive 8 y una apuesta de las marcas en forma de invasión de vendedores, el Salón del Automóvil de Barcelona ha tenido una buena cosecha. Las matriculaciones de coches a nombre de clientes particulares en la provincia de Barcelona se dispararon un 14,6% en mayo, después de la celebración de la muestra automovilística en el recinto de Fira de Barcelona en Montjuïc. Las ventas, sin tener en cuenta flotas de empresas o alquiladores, se incrementaron en 761 turismos y cerraron el mes pasado con 5.970 vehículos, un resultado que los concesionarios atribuyen al impulso positivo del salón.

«Las marcas y los concesionarios presentes en el Salón de Barcelona salieron contentos después de volcarse y tirar la casa por la ventana con acciones preferenciales para las ventas en el salón», destaca Miquel Donnay, presidente del Gremi de Venedors de Vehicles a Motor de Barcelona. Aunque el mayor volumen de ventas se lo han llevado las marcas generalistas, algunas más elitistas han triplicado las ventas respecto a la edición anterior de la muestra de la automoción, explica Donnay.

Muchas de esas ofertas iban ligadas a la compra de vehículos que los concesionarios tenían en estoc, con lo que se ha conseguido reducir el parque pendiente de venta. Además, el efecto del salón continuará durante los primeros días de junio con matriculaciones que se habían retrasado a la espera de que el vehículo estuviera disponible o de algunos trámites.

El presidente del Salón del Automóvil de Barcelona, Enrique Lacalle, había cuantificado el incremento de las ventas iniciadas en la feria entre un 30% y un 40% en relación con las registradas en la muestra anterior, celebrada en mayo del 2013, lo que le llevó a calificar esta edición como una de las mejores. Además de la mejora del mercado y las ofertas de las marcas también ha influido la presencia de una cifra más alta de marcas, con un total de 38 fabricantes.

La celebración del salón, del 9 al 17 de mayo, se vio favorecida por la rápida puesta en marcha del Pive 8 durante la muestra y, por las campañas promocionales de algunas marcas, incluso sin estar presentes en la feria. Ese es el caso de Volvo, que «aprovechando el mes del salón» ofrece descuentos en Catalunya hasta el próximo sábado.

Previsiones superadas

Las visitas de clientes a los concesionarios se multiplicaron por tres «de forma automática» después del anuncio que hizo el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en Barcelona de la aprobación del Pive 8 con una dotación de 225 millones y una ayuda para los compradores de 1.500 euros en lugar de los 2.000 que había con anterioridad.

Un estudio del Gremi de Venedors preveía un efecto positivo en las ventas en mayo debido a que «en el salón se cerraron muchos pedidos de compra y que las ayudas volvieron a estar plenamente operativas». Sin embargo, las matriculaciones han superado las previsiones al finalizar el mes con 13.238 vehículos en Catalunya, un 5,45% más respecto a mayo del 2014, y 10.633 en Barcelona, un 3% más. El mal dato de ventas a empresas de renting y firmas de alquiler suavizó el impacto positivo del salón en los particulares.

Barcelona contrasta con el conjunto de España, donde las ventas a particulares se desinflaron y crecieron un 6% aunque quedaron paliadas con flotas de empresas.

0 Comentarios
cargando