18 sep 2020

Ir a contenido

PREVISIONES

El FMI eleva al 2,5% la previsión de crecimiento de España

El organismo marca como prioridades de la zona euro "más flexibilidad laboral, desregulación y avances hacia un mercado común más integrado"

El informe 'Perspectivas Económicas Mundiales' identifica un crecimiento global "moderado" por la caída del precio del petróleo y la apreciación del dólar

IDOYA NOAIN / NUEVA YORK

Christine Lagarde.

Christine Lagarde. / JIM WATSON (AFP)

Hace unos días, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunció que cuando a finales de mes envíe el plan de estabilidad a Bruselas la previsión de crecimiento del PIB será superior al 2,4% que mencionó en el debate sobre el estado de la Nación. El Fondo Monetario Internacional se ha adelantado y ha cifrado en el 2,5% esa previsión de crecimiento de España para este año en su informe sobre 'Perspectivas Económicas Mundiales', presentado este martes en Washington, Aunque el porcentaje no alcanza el 2,8% que está manejando el Banco de España representa una mejora de medio punto sobre lo estimado por el FMI en las previsiones que actualizó en enero y es también la mayor revisión al alza en las economías de la zona euro, en las que se prevé acabar el 2015 con un crecimiento del 1,5%.

En la zona euro se identifican "señales de recuperación apoyadas por los bajos precios del petróleo (que han caído un 45% desde septiembre), bajos tipos de interés y un euro más débil" pero se alerta de que la inversión privada sigue siendo débil, aunque se señala a España, Alemania e Irlanda como "notables excepciones" de ese problema. Y pese a que se piensa que en el 2016 los aires de recuperación se enfriarán algo, el crecimiento esperado es del 2% en España y del 1,6% en la zona euro.

Respecto del paro, el organismo que dirige Christine Lagarde calcula que España acabará este año con una tasa de desempleo del 22,6%, que bajaría al 21,1% el año que viene.

previsiones fmi

FLEXIBILIDAD LABORAL

El FMI insiste también en que "la política monetaria acomodaticia, incluyendo por medios no convencionales, sigue siendo esencial para prevenir subidas de los tipos de interés" y da la "bienvenida" a la reciente decisión del Banco Central Europeo de expandir su programa de compra. También da algunas recetas y en la zona euro asegura que "las prioridades incluyen mayor flexibilidad en el mercado laboral y de productos, desregulación para eliminar barreras a la inversión y avances hacia un mercado común más integrado". Asimismo, el FMI pide la aplicación de "reformas estructurales para elevar la productividad y el crecimiento a medio plazo, revivir las inversiones, animar las contrataciones y promover el reequilibrio".

CRECIMIENTO MODERADO

A nivel mundial el FMI identifica señales de "crecimiento moderado" impulsadas sobre todo por la caída de precios del petróleo, la apreciación del dólar y la depreciación del euro y el yen, todos ellos factores "de naturaleza y efectos redistributivos". El informe baraja previsiones del 3,5% para 2015 y 3,8% en el 2016, las mismas que anunció en enero pero mejores que lo calculado el año pasado, y aunque se moderan los avances en economías emergentes estas siguen representando más del 70% del crecimiento global.

INFLACIÓN

Al hablar de los riesgos el FMI advierte de que la inflación está por debajo de objetivos y sigue cayendo, algo que califica de "especialmente preocupante en países con legado de crisis de alta deuda y bajo crecimiento y poco espacio para relajar políticas monetarias". En la zona euro, en concreto, el informe asegura que "persisten riesgos de bajo crecimiento y baja inflación" y marca como prioridad "impulsar crecimiento e inflación con un enfoque amplio que, además del 'quatitative easing', use el espacio fiscal disponible, sobre todo para la inversión, reformas estructurales que mejoren la productividad y pasos para reforzar los balances de los bancos".

previsiones fmi