Ir a contenido

EVOLUCIÓN DE UNA ACTIVIDAD ESTRATÉGICA

La industria farmacéutica vuelve a crecer tras el bache de la crisis

La patronal Farmaindustria prevé una mejora del 2% este año y en el 2015

Los laboratorios de capital español superan ya los ingresos del 2009

ANTONI FUENTES / PONTEVEDRA

El sector farmacéutico quiere pasar página. Después de lamentarse durante los años pasados de los efectos de los medicamentazos aprobados por el Gobierno central y los autonómicos sobre el empleo y la facturación de las empresas, la patronal Farmaindustria destaca ahora que prevé acabar el año con un crecimiento de los ingresos de alrededor del 2% y una cifra similar para el 2015.

El descenso de plantilla sufrido por las compañías desde el inicio de los recortes en los precios de los medicamentos durante la crisis ha hecho mella en las empresas del sector con expedientes de regulación y un goteo de despidos que ronda los 5.000 empleos tras desacelerar su intensidad en los últimos 12 meses.

MÁS AFILIADOS / Sin embargo, los datos oficiales de la Seguridad Social muestran ya un repunte del empleo en las empresas dedicadas a la fabricación de medicinas, al pasar de unos 42.000 empleados en el 2013 a 43.415 en octubre pasado.

Otro dato en la misma dirección es que los laboratorios de capital español, más expuestos al impacto de los recortes de gasto público, han conseguido ya superar en un simbólico 1% la facturación que tenían en el 2009, cuando empezó el desplome. «Una buena parte de esta mejora se debe al esfuerzo hecho para incrementar las ventas en el extranjero, un reto complicado y lento», afirmó Javier Urzay, subdirector general de Farmaindustria.

En el periodo del 2008 al 2014, la producción de las fábricas farmacéuticas ubicadas en España se incrementó un 11%. El valor de la producción de medicamentos en España supera los 14.000 millones de euros, de los cuales más de 10.000 se destinan a la exportación.

Estos datos sostienen el cambio de ciclo que el presidente de Farmaindustria, Antoni Esteve, proclamó en un encuentro  con periodistas celebrado en Pontevedra. «Tenemos que cambiar nuestro rol y pasar de ser víctimas a protagonistas», destacó el directivo catalán, que reivindicó el papel de motor industrial de las farmacéuticas en España con una advertencia: «Si España no lleva a cabo una apuesta clara por el sector farmacéutico como el Reino Unido, Francia, Alemania y Estados Unidos,  el país perderá una oportunidad».

ESCENARIO PREVISIBLE / El director de Farmaindustria, Humberto Arnés, sintetizó el compromiso de los laboratorios y el marco en el que se debe producir. «Tiene que haber un equilibrio -subrayó- entre la necesidad de innovación en medicamentos, la sostenibilidad del sistema sanitario y la industria en un escenario económico y regulatorio predecible». En ese contexto, el cese de la ministra de Sanidad, Ana Mato, no es del agrado de Farmaindustria porque supone un cambio inesperado.

Hasta llegar al momento actual en que la industria ve la luz al final del túnel, además de la pérdida de empleos y facturación, el gasto en investigación y desarrollo ha bajado del récord de más de 1.000 millones a 928, han cerrado el 25% de las farmacias al no poder soportar el recorte en el gasto farmacéutico del 17% junto con la morosidad de las administraciones públicas. El resultado es que el gasto farmacéutico medio ha caído a 195 euros por persona al año, un nivel similar al que existía en España hace 11 años. A la vista de los presupuestos para el 2015, la patronal del sector prevé «nuevas tensiones financieras» para hacer frente al gasto sanitario en general.

0 Comentarios
cargando