Ir a contenido

DESPIDOS

Alstom presenta un ERE para 193 empleados de su planta de Santa Perpètua

Puig lamenta que se dejó escapar la ocasión de llegar a un acuerdo y ahora "se paga"

La multinacional ferroviaria Alstom ha presentado un expediente de regulación de empleo (ERE) que prevé despedir a 193 de los 650 trabajadores de su planta de Santa Perpètua de Mogoda (Vallès Occidental).

La presentación formal  se hizo el miércoles y el periodo de consultas con los sindicatos, de 30 días, se ha abierto ya. Fuentes de la empresa han asegurado que la intención de Alstom es encontrar una solución dialogada y que adapte la capacidad del centro de Santa Perpètua a la demanda existente. Alstom ya anunció el pasado abril que tenía intención de presentar un ERE por exceso de capacidad productivo en la planta.

La planta de Alstom en Santa Perpètua ha visto, en los últimos años, reducir de forma notable la demanda interna a causa de la caída de los encargos por parte de las administraciones públicas, que desde 2009 no han encargado a la fábrica ningún tren o tranvía. En el plano internacional, el año pasado la planta catalana perdió el encargo para fabricar el metro de Riad (Arabia Saudí) y, a día de hoy, la fábrica catalana de Alstom se dedica casi exclusivamente a la exportación a otros mercados internacionales.

El Govern se ofrece a mediar

El conseller de Empresa y Empleo de la Generalitat, Felip Puig, ha lamentado el ERE, que ha atribuido a que hace un año no se pudiera alcanzar un acuerdo entre dirección y sindicatos para evitarlo. "No quiero atribuir la responsabilidad a nadie, pero tengo la impresión de que, entre unos y otros, hace un año dejamos perder una ocasión magnífica", ha manifestado Puig.

Ha puesto como ejemplo el acuerdo que se firmó en Nissan y que permitió la adjudicación de nuevos modelos a la planta de la Zona Franca: "En Nissan se aprovechó; costó, pero conseguimos un buen acuerdo de sacrificios pero que permitió reconducir la situación".

"En Alstom no fue posible y hoy pagamos las consecuencias", ha sostenido Puig, que ha alertado de que todas las plantas catalanas deben mejorar su productividad y competitividad para hacer frente a las reestructuraciones de las grandes multinacionales.

"Tomemos buena nota. Para evitar males traumáticos debemos tener un punto de sacrificio compartido, empresa y trabajadores, para conseguir unos niveles de productividad que hagan que los cambios y reestructuraciones afecten lo menos posible", ha sostenido. Ha afirmado que el Govern intentará mediar, en caso de que las dos partes se lo soliciten, para buscar la solución "mejor y menos traumática".

0 Comentarios
cargando