Cambios en el sector industrial

Ficosa prepara una ampliación de capital de hasta 100 millones

La multinacional japonesa Panasonic se perfila como principal candidata para entrar en la firma

El presidente de la empresa catalana afirma que buscan "un socio industrial y tecnológico potente"

La fábrica principal de Ficosa en Viladecavalls que heredó de Sony.

La fábrica principal de Ficosa en Viladecavalls que heredó de Sony. / ARCHIVO / JOSEP GARCIA

3
Se lee en minutos
OLGA GRAU / ANTONI FUENTES / Barcelona

Los movimientos para salvar uno de los capitanes de la industria catalana están a punto de concluir. Las negociaciones mantenidas en los últimos meses por la dirección de Ficosa para buscar un socio industrial sólido se encuentran en una fase «muy madura» y se materializarán en una ampliación de capital con la que se dará entrada en la compañía a una multinacional que probablemente será japonesa. La empresa que se perfila con más fuerza para convertirse en el nuevo socio del proveedor catalán del automóvil es el grupo Panasonic con una inyección de capital que puede llegar a 100 millones de euros, según indicaron fuentes próximas a la operación.

«La operación de Sony en Viladecavalls -la compra de la fábrica de teles- fue muy importante para Ficosa porque nos situó en una posición para dar una gran salto a nivel tecnológico. Esto nos permite soñar y buscar inversores internacionales que nos aporten no solo recursos, sino beneficios para el país. El socio debe ser industrial, tecnológico y potente. No se trata de dar valor al accionista, sino a la sociedad», afirmó ayer el presidente y cofundador de Ficosa, Josep Maria Pujol Artigas.

Algunos flecos

En el proceso de búsqueda del socio internacional ha intervenido una consultora que entabló conversaciones con aliados potenciales de Estados Unidos, China y Japón. La operación para ampliar capital y abrir la puerta de la sociedad holding Ficosa International al nuevo accionista puede estar lista en cuestión de semanas, como mucho antes del verano. Quedan todavía «algunos flecos» de los que dependerá el volumen final de la ampliación de capital, según explicó Pujol.

En las últimas semanas la compañía catalana ha llevado a cabo una reducción de su capital como paso previo a la ampliación para enjugar la carga financiera acumulada en los últimos años, que hizo necesaria la ayuda de la Generalitat a través de créditos participados por un importe global de 50 millones de euros.

La nueva inyección económica es considerada como una medida imprescindible por fuentes de la Generalitat, los sindicatos y el sector industrial para dar oxígeno a Ficosa después de una pesada digestión de la antigua fábrica de televisores de Sony en Viladecavalls que asumió en el 2010 y ante la falta de una alternativa de negocio sólida. La reestructuración llevada a cabo por la firma en los últimos años ha supuesto la marcha de la empresa en expedientes de regulación o con bajas voluntarias de unos 400 empleados después de haber asumido casi 1.000 trabajadores de Sony. En todo el mundo, Ficosa cuenta con 8.500 empleados.

Salto tecnológico

En los últimos años, el equipo directivo que encabeza Xavier Pujol -hijo del fundador- ha firmado varias alianzas con compañías como NTT Docomo o Denso para potenciar el componente tecnológico de su negocio como proveedor de sistemas electrónicos de seguridad, de control de las centralitas de los nuevos coches eléctricos y de telecomunicaciones. Con el fin de investigar y desarrollar los nuevos sistemas creó la firma de ingeniería Idneo con Comsa Emte.

Además de las ventajas financieras, Ficosa buscaba sinergias con un nuevo socio para ganar tamaño y potencial en las competidas pujas entre los proveedores de los fabricantes de automóviles. Sobre el papel, con Panasonic conseguiría esos objetivos ya que el grupo japonés se ha centrado en los componentes y sistemas eléctricos y ha entrado con fuerza en la fabricación de baterías como fuente de energía para los nuevos vehículos ecológicos.

Noticias relacionadas

Los sindicatos consideran que la entrada de un socio en el accionariado tiene que ir acompañada de mejoras en la gestión de la compañía familiar e insisten en que la Generalitat haga valer su aportación para entrar en el consejo de administración. En él también se sentarán los representantes de la multinacional que compre el paquete de acciones.

La ampliación de capital diluirá la participación del 42% de la familia Tarragó como cofundadores de Ficosa. La estrategia a seguir después de la absorción de la planta de Sony provocó la ruptura de los Tarragó con los Pujol, pendiente todavía de un fallo judicial.