27 oct 2020

Ir a contenido

Fórum Empresarial Catalunya-Rússia

Catalunya abre pactos empresariales con Rusia

Firmas innovadoras rusas participarán en el Mobile World Congress de BCN

Mas afirma en Moscú que interesa mucho el camino de apertura al mundo

SONIA GUTIÉRREZ / D. POLIKARPOV / Moscú / Enviada especial

El Fòrum Empresarial Catalunya-Rússia, que finaliza hoy en Moscú, empezó ayer a mostrar los frutos de los esfuerzos de las empresas y administraciones por acercarse al mercado ruso. Los resultados más visibles se presentaron con acuerdos y entrevistas con personalidades económicas y políticas rusas, en los ámbitos tecnológico, energético y turístico.

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, inauguró ayer el Fòrum, que organiza el Consorci de la Zona Franca de Barcelona, destacando la importancia de la internacionalización. «En estos momentos la economía va por delante», aseguró, en catalán, ante empresarios y autoridades rusas y catalanas. «Como catalanes, nos interesa mucho seguir nuestro camino de apertura hacia el mundo», recalcó. Una de las vías para lograrlo será fomentando la colaboración entre las pymes innovadoras catalanas y rusas, con proyectos conjuntos.

Competitividad

La fórmula está prevista en el acuerdo que firmaron ayer ACC1Ó, el organismo para la competitividad dependiente de la Generalitat, y su homólogo rusa, FASIE. El pacto prevé que empresas innovadoras rusas visiten Barcelona el año próximo. También se invitarán a firmas tecnológicas rusas al Mobile World Congress, en febrero, para contactar con empresas catalanas.

Otro de los aspectos que más interesa es la inversión rusa en Catalunya. Jordi Cornet, delegado del Estado en el Consorci, presentó ante potenciales inversores los edificios emblemáticos que sacará a concurso, entre ellos el Banc de Sang i Teixits. De las inversiones rusas, destaca la de Lukoil en el puerto de Barcelona, en una joint venture con la empresa catalana Meroil, que supuso 50 millones de euros. Mas se entrevistó con su presidente, Vagit Alekperov, para explorar otras vías de colaboración.

El president también se reunió con el gobernador de la región de Moscú, Sergey Shoygu, para fomentar las relaciones económicas, y con la viceministra de Cultura de Rusia, Alla Manilova, para asegurar la futura filial del museo del Hermitage en Barcelona.

El turismo es el sector en el que las relaciones comerciales son más sólidas. La llegada de turistas rusos crece a un ritmo del 40% anual y para el año que viene se prevé que se alcance el millón en Catalunya. Los turoperadores rusos presentes en el Fòrum pidieron ayer a los hoteles que estén abiertos todo el año. «Estamos preparados a enviar más turistas en baja temporada, pero para que sea posible necesitamos que el sector hotelero catalán sea más flexible y responsable en sus compromisos», dijo Natalia Kravtsova, de Coral Travel.