09 jul 2020

Ir a contenido

LA DIFÍCIL SITUACIÓN ECONÓMICA

Un exalto cargo de Moody's: "España no es Uganda, es Enron"

Christopher T. Mahoney cifra el importe del rescate en un billón de euros y advierte de que el país "es un caso perdido"

Medios, políticos y analistas de EEUU se están olvidando ya de Grecia cuando abordan la crisis de la eurozona y están centrando sus comentarios en España. Si hace unos días The New York Times dedicaba su editorial a las políticas de Mariano Rajoy y anoche incluso Mitt Romney citó a España como mal ejemplo de gasto público en el debate presidencial, ahora es un antiguo alto cargo de la agencia de calificación de riesgos Moody's, Christopher T. Mahoney,  quien en un artículo en la web Project Syndicate --que recoge artículos de opinión de analistas de todos los ámbitos--, advierte de que el de España "es un caso perdido". "España no es Uganda, es Enron", afirma. para evidenciar la gravedad de la situación, en alusión al famoso sms que Rajoy le envió a Luis de Guindos, "Aguanta, somos la cuarta potencia de Europa. España no es Uganda".

En su artículo, titulado 'No, Prime Minister, Spain is not Uganda', Mahoney, con amplia experiencia en Wall Street, asegura que efectivamente España no es Uganda, sino que su situación es peor, similar a la de gigantes como Enron, la empresa energética que protagonizó en el 2001 la mayor bancarrota de la historia de EEUU y que se llevó por delante a la auditora Arthur Andersen.

Préstamos continuos

Mahoney argumenta que España no es Uganda dado que los países sin crédito como Uganda "no tienen crisis, porque no dependen de la confianza de los mercados". "Solo los países y empresas 'más admirados' como España sufren crisis porque sus finanzas están planteadas para crecer". "Muchas de las empresas y países en crisis tienen en común trayectorias de crédito al alza", añade antes de advertir de que "las crisis de crédito son como esquemas Ponzi (estafa piramidal), en los que los países deben pedir continuamente dinero prestado para mantenerse a flote".

Tras la explicación, Mahoney lanza la alarma: "Temo que no es posible rescatar a España". "Sus finanzas no están diseñadas para una crisis de crédito, solo para seguir creciendo. Y cortar el crédito es fatal. Me temo que el rescate de España está por encima de la capacidad de los mecanismos establecidos para ello", añade en alusión a la posible ayuda de la UE.

Un nuevo banco central

Según sus estimaciones, el coste de un rescate a España sería, como mínimo, de un billón de euros. "Es una suma astronómica. No estamos hablando de los 30.000 millones de dólares de Enron o de los 35.000 de Grecia. España es el mayor problema de deuda soberana desde la Alemania de 1931. Debe al mundo un billón de euros en una divisa que no controla".

El analista apunta que España necesita crédito urgente para pagar sus deudas y duda de que el Banco Central Europeo (BCE) que preside Mario Draghi pueda ayudarle. En este sentido, considera que el mensaje de apoyo al euro de Draghi no restaurará la confianza de los mercados. La solución al problema es, a su juicio, incierta. Mahoney afirma que el de España es "un caso perdido". "A corto plazo, puede ser rescatada. Pero la recuperación de la confianza de los mercados parece una quimera", apunta antes de lanzar un consejo: "España necesita rápido un nuevo banco central".