LA CRISIS DEL EURO

Guindos insiste en que España no necesita un rescate

Los asistentes a una conferencia en Londres se ríen del comentario dle ministro español

1
Se lee en minutos
BEGOÑA ARCE / Londres

Elministro español de Economía,Luis de Guindos, dijo este jueves en Londres queEspaña "no necesita un rescate"sino una intervención del Banco Central Europeo (BCE) en el mercado secundario de deuda soberana "con ciertas condiciones".

El comentario, realizado en una intervención en la London Schools of Economics (LSE), ha provocado las risas del público asistente. Previamente ha sido increpado por un grupo de estudiantes españolas que portaban una pancartan en la que se podía leer: 'España en venta', en ingles.

El ministro de Economía ha insistido en la idea de que España "está haciendo los deberes" en las reformas estructurales que precisa. Ante un auditorio abarrotado, en el que algunos miembros del público pidieron que cesase esa protesta y aplaudieron a De Guindos, el ministro defendió la competitividad de la economía española y dijo que el Gobierno está tomando medidas "muy dolorosas" pero necesarias para retomar el crecimiento.

"A veces los gobiernos necesitan tomar decisiones difíciles", apuntó De Guindos, al tiempo que se mostraba dispuesto a reunirse con los jóvenes españoles que expresaron su disgusto y clamaron "no nos representan" y "no hay democracia para la gente" en un momento dado de la conferencia.

Noticias relacionadas

Preguntado por un asistente si España precisa un rescate, De Guindos fue tajante al afirmar que "no necesita un rescate en absoluto", sino una intervención del BCE en el mercado secundario de deuda "con ciertas condiciones", lo que provocó la risa de los asistentes.

El ministro expresó su apoyo al "enfoque" que ha dado a la crisis la institución bancaria europea y a su claro compromiso en la defensa del euro. Insistió en que se precisa "voluntad política" en todos los países de la eurozona para salir de la crisis y apostar por el proyecto de la moneda única. Defendió que España es una "economía competitiva" que atraviesa "momentos difíciles" pero que, pese a la "profundidad" de sus problemas económicos y financieros, saldrá adelante, apoyada en su sector exportador, la caída de los costes laborales y sus esfuerzos por recortar el déficit.