29 oct 2020

Ir a contenido

un beneficio neto de 1.053 MILLONES

Fainé pide una reforma laboral para crear empleo y no para abaratar el despido

CaixaBank ganó 1.053 millones, un 13% menos, porque dedicó 2.413 millones a provisiones y otros 706 a otros saneamientos extraordinarios

OLGA GRAU / Barcelona

El presidente de La Caixa, Isidre Fainé, diagnostica otro año difícil en la zona euro, que entrará en recesión, con una caída del 0,4% este año. El principal riesgo es el aumento de la deuda soberana y no en crecimiento. Diagnostica fuertes presiones sobre las cuentas de resultados de todas las entidades financieras.

Según Fainé, si se hacen los deberes "la recesión o desaceleración será las suave". Los factores claves son: el elevado nivel de paro, la construcción y el déficit por cuenta corriente.

"Es inevitable hacer los deberes y tomar desiciones. Es casi un arte combinar la austeridad con el crecimiento", ha explicado Fainé durante la presentación de resultados de BankCaixa, quien también ha apostado por una reforma laboral "encaminada a crear puestos de trabajo y no abaratar el despido".

"Superar la situación actual es posible. Los números rojos son por el gran proceso de desapalancamiento de los países avanzados", ha argumenado Fainé.

Apuesta por el eurobono

A su juicio "necesitamos un BCE que ejerza como tal para la banca y la deuda soberana. Quizá es el momento de apostar por el eurobono", ha dicho Fainé, quien prevé una "largo periodo de tipos de interés muy bajos tanto en Europa como en Estados Unidos".

Al hilo de lo que ha hecho su banco, Fainé sostiene lo siguiente: "Es preciso que todas las entidades continúen provisionando hasta llegar a estos baremos y es por ello que preveemos una nueva ola de concentraciones bancarias".

Los resultados

El beneficio neto del grupo CaixaBank se ha situado en los 1.053 millones al cierre del 2011, un 13,1% menos que en el año anterior, a causa del fuerte esfuerzo en dotaciones, que han alcanzado la cifra total de 2.413 millones.

Según la información remitida por la entidad bancaria controlada por La Caixa, además de estas dotaciones se han llevado a cabo otros saneamientos extraordinarios por valor de 706 millones.

En su nota, la entidad destaca cómo se mantiene el resultado recurrente del grupo CaixaBank, que no contempla los resultados extraordinarios, y que asciende a 1.185 millones (-12,8%), gracias en buena parte al buen comportamiento del margen de explotación que ha llegado a los 3.040 millones, lo que supone un 0,9% más respecto al 2010.