29 oct 2020

Ir a contenido

3.000 cuentas corrientes bloqueadas

La Generalitat garantiza a los afectados de la cooperativa de L'Aldea que cobrarán antes de Navidad

Los depósitos a la vista bloqueados ascienden a 1,8 millones de euros, de un total de 6 millones disponibles en la entidad

La Generalitat ha pedido este lunes tranquilidad a los socios de la Cooperativa Agraria de L'Aldea ( Baix Ebre), que tienen bloqueadas sus cuentas desde la semana pasada, y ha garantizado que los depósitos a la vista, que suman 1,8 millones de euros, podrán empezar a cobrarse antes de Navidad.

Así lo ha anunciado la directora del Instituto de Crédito Agrario, Divina Alsinet, que ha sido nombrada supervisora de la cooperativa, tras una reunión en la Conselleria de Economia en la que ha participado también el director general de Política Financiera, Seguros y Tesoro, Jordi Òliva, y el consejo gestor de la cooperativa.

Seis millones de euros

Los depósitos a la vista representan una tercera parte del total de depósitos que dispone la entidad, que suman 6 millones de euros. "Antes de Navidad estará resuelto el problema, siempre y cuando la cooperativa siga con su actividad normal", ha recalcado Alsinet, que ha constatado que los socios interrumpieron su actividad cuando comprobaron que sus cuentas habían sido bloqueadas, lo que ha impedido que los productos lleguen al mercado y, por tanto, que lleguen nuevos ingresos.

La actividad principal de la Cooperativa Agraria de L'Aldea es el cultivo de verduras y hortalizas, por lo que Òliva ha pedido tranquilidad y responsabilidad a los socios y les ha animado a que "si mañana, que es festivo, tienen que ayudar a recoger lechugas, lo hagan".  Alsinet ha indicado que "la propia actividad de la cooperativa permitirá recuperar los activos".

Malas inversiones

Òliva ha explicado que el origen del problema ha sido una mala gestión a la hora de financiar importantes inversiones que la cooperativa ha hecho desde el verano, lo que absorbió la liquidez de la entidad, aunque ha remarcado que "la base de la cooperativa es sólida".

Ha indicado que el problema se resuelve consiguiendo financiación y ha añadido que la Generalitat "no tiene problema para asegurar que alguna entidad financiera o fondo de inversión se haga cargo de esta inversión" y que no es necesario que el Govern haga ningún aval. La actuación de la Generalitat se limita a un apoyo técnico y de gestión para diseñar un plan económico y financiero y organizar y sanear la financiación de la cooperativa.

El abogado de la cooperativa agrícola de L'Aldea (Baix Ebre), Jordi Fernández, ha asegurado este lunes que todos los impositores cobrarán, aunque no sabe cuándo, y ha señalado que la cooperativa es "viable". Fernández ha hecho estas declaraciones tras una reunión que han mantenido responsables de la Conselleria d'Economia. 

Pre-concurso de acreedores

El abogado ha calificado la reunión de "muy positiva" y ha explicado que en un plazo de dos, tres o cuatro meses, o incluso en cuestión de unas semanas, los afectados podrán recuperar su dinero. No ha sido mucho más explícito. Ha asegurado que en la reunión se ha decidido poner en marcha una serie de acciones para que la gente pueda cobrar, si bien ha agregado: "No puedo decir cuáles". Ha afirmado que el próximo miércoles se presentará un preconcurso de acreedores.

Los afectados por la situación de la cooperativa agraria también están pendientes de la reunión prevista entre el alcalde de L'Aldea, Dani Andreu, y la vicepresidenta del Govern, Joana Ortega, para comenzar a buscar soluciones a la "posible quiebra" en la que puede entrar el municipio en pocos meses después de que la sección de crédito de la cooperativa del pueblo haya bloqueado las cuentas bancarias de 3.000 familias por la situación que vive la entidad.

Los afectados están constituyendo una plataforma para intentar recuperar su dinero. Este pasado sábado, en el ayuntamiento, se hizo una primera tanda de recogida de datos de los afectados que quieran adherirse a ella. Este lunes y el miércoles se proseguirá la tarea. Los afectados no descartan emprender acciones contra Bankia (la sección hacía algunas operaciones a través de Caja Madrid, pero esta entidad no se hace cargo de las cuentas dispuestas en la cooperativa).

Al borde la quiebra

La situación económica de la cooperativa agrícola en la que estas familias habían confiado sus ahorros es ahora crítica. Se estima que el capital retenido ascenderia a más de seis millones de euros. Hace tan solo un año que la cooperativa agrícola pasó sin problemas una auditoría.

El alcalde de L'Aldea ha alertado este domingo que el pueblo puede entrar en "quiebra". "Nos vamos a la ruina. Toda la actividad económica del pueblo en uno o dos meses se paralizará. Si esto el Govern no lo sabe administrar de forma adecuada, no tratándolo sólo como una fallida sino como un tema social de un pueblo, esto será un desastre", ha dicho Andreu.

Conscientes de la situación, el ayuntamiento y Cáritas han empezado a ofrecer comida y algunas personas, sobre todo la gente mayor --las más afectadas por la crisis de la cooperativa-- ya han recurrido a esta ayuda.