INICIATIVAS PARA PALIAR LA CRISIS

Los ricos de EEUU insisten en pagar más impuestos

El colectivo dice que el país se ha convertido en «un Las Vegas propiedad del 1%»

Un grupo de adinerados exige en el Congreso el fin de los privilegios fiscales

Buffett en un acto benéfico el pasado día 14.

Buffett en un acto benéfico el pasado día 14. / AP / NATI HARNIK

1
Se lee en minutos
RICARDO MIR DE FRANCIA
WASHINGTON

Nadie sabe cuánto durará ni en qué acabará el movimiento de los indignados en EEUU, pero a pesar de los desalojos que han sufrido, pueden congratularse de haber redirigido el debate hacia las inequidades de un sistema que está devorando a la clase media.

No solo la Administración coquetea con su lenguaje, sino también algunos de los hombres más ricos del país. Un total de 24 multimillonarios acudieron el miércoles (de madrugada en España) al Congreso para pedir una vez más que les suban los impuestos. La economía estadounidense, dijeron, se convertido en «un Las Vegas propiedad del 1%».

Todos ellos forman parte del grupo denominado Millonarios Patriotas por la Fortaleza Fiscal, integrado por 140 miembros. Ya hace un año enviaron una carta al presidente Barack Obama instándole a que dejara expirar las vacaciones fiscales aprobadas por su predecesor

George Bush para las rentas superiores a un millón de dólares (740.000 euros al cambio de ayer).

Aunque no tuvieron éxito, ahora lo intentarán con la vista puesta en el comité bipartidista del Congreso, que antes del jueves debería acordar un segundo paquete de rebaja del déficit, tras el primero pactado en agosto. Si no expiran a final de año los recortes fiscales de Bush, «el país se cavará su propia tumba al ignorar los ingresos», dijeron.

Sus pretensiones coinciden con las de Obama y su partido, aunque a solo unos días del plazo, el supercomité sigue lejos de un acuerdo. «Nuestra economía se ha convertido enun socialismo para los ricos, designado para asegurar que las rentas más altas se quedan con todos los beneficios, mientras el estadounidense medio asume las pérdidas», dijo el expresidente del Comité de Finanzas del Senado, Robert Johnson, uno de sus representantes.

Noticias relacionadas

Además de dejar que pasen a mejor vida los recortes de Bush, aspiran a que el Congreso aumente desde el 35% al 39% el tramo máximo del impuesto sobre la renta. Muchos multimillonarios ni siquiera pagan eso.

Como escribió el multimillonario Warren Buffet en agosto, su secretaria paga más impuestos que él. Pero los republicanos no quieren aumentar la fiscalidad, alegando que perjudicará a la creación de empleo. Casi todos sus congresistas han firmado el juramento antiimpuestos de Grover Norquist, un influyente lobista conservador, cuyo objetivo declarado es reducir el tamaño del Gobierno «hasta poder ahogarlo en la bañera».