18 sep 2020

Ir a contenido

REPLIEGUE INDUSTRIAL DE COMPAÑÍAS JAPONESAS

Yamaha anuncia por sorpresa el cierre de la fábrica de motos de Palau-solità

El grupo despedirá a 430 empleados tras un reciente aumento de plantilla y producción

OLGA GRAU / ANTONI FUENTES / Barcelona

La multinacional japonesa Yamaha anunciará este jueves el cierre de la fábrica de motos de Palau-solità i Plegamans (Vallès Occidental). La compañía alega una fuerte caída de las ventas de motocicletas en Europa como justificación de una decisión que ha sorprendido a los sindicatos y a la Administración. El cierre afectará a unos 430 trabajadores y supone un nuevo mazazo a la presencia industrial de grupos japoneses en Catalunya tras la marcha o reestructuración de Sony, Honda, Panasonic y Nissan.

La dirección de Yamaha en España ha puesto en marcha el proceso de comunicación del cierre a la Generalitat y a las cúpulas sindicales antes de informar al comité de empresa y anunciar públicamente la decisión previsiblemente mañana, según indicaron fuentes sindicales.

El lanzamiento de la nueva moto X-Max en el 2010 permitió a Yamaha superar los expedientes de regulación de empleo (ERE) temporales e incrementar la cifra media de trabajadores de 409 en el 2009 a 430 en el ejercicio pasado. A final del 2010, la factoría contaba con una plantilla de 550 empleados incluyendo los temporales contratados de refuerzo.