Ir a contenido

CONSECUENCIAS DE LA RECESIÓN

La crisis dispara las ventas de las marcas blancas de Caprabo y Condis

Alcampo ha introducido 2.000 productos, mientras que Lidl ha eliminado 125 de sus referencias

El cambio de hábitos del consumidor eleva la facturación de los artículos propios hasta un 33%

JOSEP M. BERENGUERAS
BARCELONA

La marca blanca se ha convertido en la estrella de la crisis en los súper e híper. Su cuota de mercado ronda ya el 35% (cerró el 2008 en un 32,5%), y las cadenas han depositado en sus estanterías la llave de la exitosa –o no– salida de la recesión. Tras el cambio de hábitos de consumidor, las marcas de la distribución que más crecimiento han registrado en el último año y medio son las de Caprabo (productos Eroski) y Condis.

El consumidor se ha refugiado en los precios más atractivos de las marcas blancas para intentar ahorrar. «Ahora el ciudadano va más veces al súper y carga menos la cesta, de manera que la sensación de ahorro aumenta», explican fuentes del sector. Las cadenas han notado un cambio de costumbres, y se han tenido que adaptar a la nueva situación. «Es lógico que las compañías focalicen esfuerzos en promocionar sus marcas. Cada día representan un porcentaje más alto de la facturación total».

Ante esta situación, las compañías han seguido tres tendencias. Según datos facilitados por las propias cadenas, entre el 1 enero del 2008 y el 1 de julio del 2009, han optado por reducir el número de referencias totales en sus estanterías Condis (de 6.328 a 6.168 artículos, -2,5%), Lidl (1.350 a 1.250, -7,4%) y Mercadona (9.000 a 8.100, -10%). En cambio, Consum las ha aumentado (de 9.000 a 9.200, el 2,2%), mientras que Caprabo ha optado por mantener el número de productos (9.000).

En cambio, si analizamos qué ha pasado con los productos de marcas de la distribución, los resultados son distintos. Las cadenas ya enfocadas a un público consumidor de este tipo de productos han optado por eliminar referencias: Mercadona ha pasado de 2.250 referencias propias a 2.025 (-10%), mientras que el discount Lidl ha reducido de 1.100 a 975 (-11,4%) sus productos a la venta.

SIN EXCESOS / La estrategia seguida por el resto de cadenas es bien distinta. Caprabo mantiene el mismo número de productos Eroski, 900 (sin contar las 40 referencias de su nueva gama premium, SeleQtia), mientras que Condis ha pasado de 706 a 776 artículos propios (+9,9%) y Consum, de 1.030 a 1.237 (+20,1%). En Alcampo, el incremento de referencias propias ronda el 33%. «Hace un año, el 51,9% de las compras en nuestros establecimientos llevaban algún producto propio. Hoy, el porcentaje se ha elevado al 54,8%», explica el director general de Condis, Enric Ezquerra. «No pensamos que la marca Condis tenga ahora una presencia excesiva», añade.

Los discount son las cadenas donde más importancia tienen las marcas propias. «El 90% de las ventas vienen de nuestros productos», explican fuentes de Lidl. Pese a que sus marcas han perdido el 4,3% de peso en las estanterías, el porcentaje de facturación respecto del total sigue siendo el mismo.

MÁS VENTAS / Mercadona, Condis y Caprabo sí que han elevado las ventas de sus marcas. Los productos de Mercadona significaban hace un año y medio el 35% de la facturación de la cadena, mientras que ahora suponen ya el 38%. Por su parte, los productos Condis eran el 15,3% de las ventas de la firma en enero del 2008; hace un año, el 15,9%; y ahora, el 17,7%. Pero la cadena que más crecimiento de sus productos está registrando es Caprabo. Sus artículos han pasado del 15% en la facturación a inicios del 2008 al 20% actual, un crecimiento del 33,3%.

Para el futuro próximo, fuentes de Caprabo aseguran que la proporción en los lineales se mantendrá, mientras que Mercadona continúa revisando los suyos para «ofrecer los mejores productos». Condis sumará una veintena de referencias propias antes de fin de año.

0 Comentarios
cargando