Ir a contenido

PROBLEMAS EN EL SISTEMA FINANCIERO

ING despedirá a 7.000 empleados tras perder 1.000 millones de euros

La reestructuración no afectará a los 1.800 trabajadores del grupo en España

El consejero delegado presenta la dimisión, que será efectiva en abril

PABLO ALLENDESALAZAR
MADRID

Lejos de reducirse, los problemas del sector financiero mundial están viviendo un nuevo resurgir en los primeros meses del año, coincidiendo con la publicación de los resultados anuales. El grupo holandés ING desveló ayer que el ejercicio pasado registró unas pérdidas de 1.000 millones de euros, lo que le ha llevado a diseñar un drástico plan de recorte de gastos que incluye el despido de 7.000 de sus 130.000 trabajadores.

La entidad ha sido, así, una de las primeras en emprender una senda que el sector financiero español lleva meses reclamando que imponga la Unión Europea. Bancos y cajas defienden que las inyecciones de capital público a entidades con problemas no deben suponer ventajas competitivas, sino que debe obligarse a estas firmas a reestructurarse.

El Estado holandés tuvo que inyectar 10.000 millones de euros a ING el pasado octubre para evitar su hundimiento. Ahora, el grupo responde con un plan con el que espera ahorrar 1.100 millones al año a partir del 2010.

El 35% de ese ahorro se logrará mediante los despidos, pero la entidad también prevé recortar gastos en sus oficinas centrales y en márketing, consultoría, suministros tecnológicos y Formula 1 (aunque sin suprimir el patrocinio al equipo del piloto Fernando Alonso). El grupo ha provisionado 450 millones para afrontar la reestructuración.

Fuentes del grupo en España afirmaron que la reducción de puestos de trabajo no afectará a las filiales de banca por internet (ING Direct) y seguros (ING Nationale Nederlanden), que aportan la mayoría de sus 1.800 empleados en el país.

La entidad, con todo, tiene otras nueve divisiones de negocio sobre las que no se hizo ningún comentario. ING Direct tuvo un beneficio de 40 millones de euros en España el año pasado, lo que supone un descenso del 27% que se achaca a "inversiones de crecimiento"

DIFICULTADES

El cuarto trimestre fue especialmente duro para ING. Su presencia en mercados con serios problemas, como el de las hipotecas subprime, le hizo perder 3.300 millones. La inyección pública, con todo, ha permitido al banco presentar un nivel de capital básico alto (7,1%).

El grupo anunció que el Estado holandés va a asumir el 80% del riesgo de su cartera de hipotecas Alt-A en Estados Unidos, que tiene un valor total de 27.700 millones. A cambio, la entidad se ha comprometido a emplear 10.000 millones del fondo público de liquidez para reactivar el crédito en el país.

Además, el consejero delegado, Michel Tilmant, presentó su dimisión, que deberá aceptar la junta de accionistas en abril. El ejecutivo se embolsará 1,3 millones de euros, el sueldo de un año, después de que el banco acordase con el Gobierno reducir la indemnización de tres años de salario que le correspondía.

Temas: ING Bancos

0 Comentarios
cargando