Ir a contenido

Caprabo se reinventa

La cadena inaugura en L'Illa un nuevo formato de tienda en el marco de un plan para mejorar la cuenta de resultados

La firma invertirá 145 millones en tres años

AGUSTÍ SALA / BARCELONA

Al entrar en el Caprabo de L'Illa Diagonal de Barcelona ya no se encuentra uno chándales y cierto aire de desorden. Se ha hecho una transformación radical, una reinvención del modelo para ofrecer "una nueva experiencia de compra para el cliente", según Manuel Cumplido, directivo de la cadena de las familias Carbó, Botet y Elías.

"Está muy bien el cambio. Todo está mejor expuesto y ordenado". Carmen Marsiñach, clienta de la tienda, se mostró sorprendida ayer con el nuevo look del establecimiento, abierto con su nuevo aspecto desde el 28 de agosto. El centro, el mayor de Caprabo en Catalunya, se ha distribuido en tres espacios: el producto fresco y los envasados a la entrada, la bodega y la perfumería al fondo y el bazar a la derecha. Cada área tiene decoración, colores e iluminación propios.

La bodega es un buen ejemplo de la nueva presentación: luz más reposada, de tono amarillento, "para que el cliente encuentre un ambiente más tranquilo y se lo pueda tomar con calma", afirma Cumplido. Algo parecido pasa en la zona de perfumería.

Paseo de descuentos

Hay también un paseo central con todas las ofertas y promociones para acabar con la imagen "tópica" de cadena cara. "El grupo ha hecho un gran esfuerzo en bajar precios y los ha unificado en toda su red", afirma una portavoz.

El objetivo de la transformación, que ha costado 2,5 millones de euros, y que se hizo durante tres semanas de agosto, ha sido "potenciar el producto fresco y hacer la compra más ágil, cómoda y funcional". En resumen, para aumentar las ventas y mejorar los resultados. Los pasillos son más anchos, los lineales tienen un nuevo diseño con un mobiliario más bajo y funcional y hay una mayor visibilidad general.

Existe, además una ampliación de surtido con representación de las marcas líderes. "La estructura de la tienda es mucho más ordenada y es cierto que hay más marcas", corrobora Yolanda Giménez, encargada de abastecer los lineales de la zona de conservas y una de las 100 personas que trabajan en el centro.

Otro de los cambios se ha producido en los refrigerados, "que se han incrementado porque el consumidor cada vez compra menos conservas y más productos de este tipo", dice Cumplido. Los cambios, basados en estudios de mercado, han gustado. Joan Escapa, otro cliente, destacó "la pescadería y la luminosidad, aunque casi ha desaparecido la carnicería de mostrador en favor de productos envasados".

El de L'Illa es el modelo que se implantará en los 300 establecimientos de la cadena y que supondrá una inversión de 145 millones en tres años. La transformación se ha llevado a cabo en colaboración con la firma holandesa Jos De Vries y se inspira en los modelos comerciales británico y holandés. Forma parte del plan para remontar las pérdidas de 32,5 millones del 2005. Las familias fundadoras y La Caixa, que tiene el 20% del grupo, suscribieron recientemente una ampliación de capital de 60 millones.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.