26 oct 2020

Ir a contenido

Consiga sus metas con el Mago More

El ilusionista, empresario y actor idea un método para lograr lo que uno se proponga "trabajando como un cabrón"

Lo cuenta en un libro: 'Superpoderes del éxito para gente normal'

Imma Muñoz

Consiga sus metas con el Mago More

ALBERT BERTRAN

“Las personas que consiguen todo lo que se proponen no son superdotados, son personas como tú y como yo que desarrollaron hábitos muy poderosos que les ayudaron a conseguir sus metas. No son especiales por ser quienes son, son extraordinarios por lo que hacen. Si quieres marcar la diferencia, tienes que construir hábitos que te hagan salir de tu zona de confort y te acerquen a tus sueños”.

Quédense con esta poderosa idea, porque creyendo en ella a pies juntillas y “trabajando como un cabrón” para que fuera más que palabras, el hombre que la escribió ha logrado cambiar radicalmente su vida. Se trata de José Luis Izquierdo, conocido como el Mago More, un abulense de 44 años que se trasladó a Madrid a los 18 para estudiar en la universidad porque creía que iba para ingeniero informático y, tras entrar en una tienda de magia, acabó siendo casi-licenciado en Ingeniería Informática, mago, monologuista, titulado por IESE, conferenciante sobre temas de economía (da un promedio de entre 6 y 8 al mes), socio de cinco empresas y colaborador, como guionista y actor, del programa de José Mota. ¿Que en qué se concreta “trabajando como un cabrón”? Pues en tener la lucidez y la voluntad de aplicar el programa de adquisición de hábitos orientados a lograr sus metas que detalla en el libro que ha añadido otra ocupación a su desbordante currículo: autor de autoayuda no vendemotos. 

Porque lo que pretende el Mago More con 'Superpoderes del éxito para gente normal' es ayudarse a sí mismo con el tiempo de reflexión que implica el proceso de escribir, y ayudar a los demás, algo que, se ha dado cuenta con los años, es lo que le hace sentir verdaderamente realizado. “En las charlas me he dado cuenta de que lo que más me gusta es hacer reír y ayudar a la gente”, dice. 

Pero también lo hará por dinero, ¿no? “Para los niños que sufren el síndrome de West, como mi hijo Marcos, y para la Fundación Bobath, un colegio especializado en parálisis cerebral. El total de los derechos de autor va destinado a mejorar la vida de estos niños”, explica More. “El síndrome de West es una enfermedad rara que sufre 1 de cada 10.000 niños, y que puede costar a las familias 24.000 euros anuales en tratamientos. Además de poner mi granito de arena económico, quiero darlo a conocer para que se pueda diagnosticar antes de lo que se hace ahora”, concluye. 

Para completar la información del libro, el Mago More ha incluido 40 vídeos. Si quiere verlos, entre aquí y descargue la aplicación de realidad aumentada.

EL MÉTODO DEL MAGO MORE

Para empezar:

--Distinga entre sus metas/sueños y el infinito (reuniones absurdas, llamadas, correos...). Empiece el día avanzando hacia su meta. Así, cuando abra la caja de Pandora del infinito le parecerá que la jornada le ha cundido.

--Escriba sus sueños para poder organizar las metas y trabajarlas.

--Asegúrese de que sus metas son retadoras, que le hagan evolucionar.

--Defínalas de la forma más concreta posible (no es lo mismo “tener más cultura” que “leer el periódico cada día”).

--Trocee las metas grandes en metas más pequeñas y accesibles. Haga las cosas “de a pocos”, sin “ansia viva”.

--Póngase fechas límite. No alargue los plazos para que las cosas sean perfectas. La perfección no existe. Busque la excelencia, no la perfección.

--Apunte las metas logradas. Siempre estamos más pendientes de lo que nos falta por hacer que de premiarnos por lo conseguido.

Entienda su cerebro...

Los seres humanos no estamos diseñados para el cambio. Y le tememos. Así que la única manera de que usted pueda llevar a cabo modificaciones de conducta es engañando al cerebro. Y, para ello, debe conocerlo. El hombre tiene tres cerebros: el reptiliano (primitivo, regula las funciones básicas), el sistema límbico (que tiene que ver con las emociones y los recuerdos) y el neocórtex (que solo tienen los primates y el hombre, y es nuestro cerebro racional).

Para explicar cómo funciona la toma de decisiones, More utiliza una metáfora de Jonathan Haidt: nuestro cerebro es un jinete a lomos de un elefante. El jinete es la parte racional y el elefante, la emocional. El jinete quiere dirigir al elefante, pero este es más fuerte y es difícil de domar, sobre todo si recibe estímulos a través de los sentidos. Si ambos colaboran, llegarán lejos; si no, ya saben aquello de la cacharrería... 

...Y sea su propio camello emocional

--El ser humano es capaz de cambiar la bioquímica de su cerebro y convertirse en su propio proveedor de endorfinas, dopamina, oxitocina y todas esas inas que le harán sentirse mejor.
--Según el Mago More, los 4 pilares para lograrlo son (en este orden):

1. El deporte.
2. La alimentación (con dos principios básicos: el sistema digestivo empieza en la boca y acaba en el ano, y hay que eliminar los 5 venenos blancos: harina, azúcar, leche, sal y arroz).  
3. La meditación.
4. El sueño.

La fuerza de voluntad es la clave

Para conseguir sus metas, deje de procrastinar, de postergar. Si le cuesta, no se castigue tratándose de vago o perezoso: el cerebro humano también está programado para eso. Superarlo requiere voluntad. Y tenga en cuenta que:

--La voluntad se puede entrenar.

--Está ligada a la demora de la satisfacción y al autocontrol.

--Se agota, así que debemos emplearla donde verdaderamente vale la pena.

--Hay cinco técnicas que ayudan a fortalecerla:

1. Retrasar la gratificación. Con ello incrementamos el control sobre nuestros impulsos.
2. Evitar las tentaciones. Como Ulises con las sirenas.
3. El compromiso previo. Decidir en frío para no dejarse llevar en caliente.
4. Despertar al jinete. El compromiso público. O sea, el “no hay huevos”.
5. La meditación.

El 'método Pomodoro'

Una de las preguntas que más le hacen al Mago More cuando conocen su currículo y que tiene hábitos diarios como dar 10.000 pasos y estudiar media hora de inglés es cómo lo hace para que le cunda tanto el tiempo. Lo cuenta en el libro: siguiendo una técnica de productividad llamada Pomodoro e inventada por el italiano Francesco Cirillo. Consiste en concentrarse en una sola tarea y dedicarle 25 minutos de atención plena y sin interrupciones. Al acabar un 'pomodoro' se descansan 5 minutos y se empieza otro. Al final de cuatro pomodoros, se descansan 20 minutos. “Lo normal en un día de oficina es no hacer más de cuatro”. Puede parece poco, pero “cien minutos sin interrupciones cunden una auténtica barbaridad”, asegura More. 

Buenos hábitos

Con todos estos recursos, ya es posible trabajar para consolidar esos hábitos que nos llevarán al éxito:

--Tenga en cuenta que tardará al menos un mes en consolidarlos.

--Mantenga la motivación anclando el hábito a una meta.

--Siga este método:

1. Escriba en un papel los hábitos que le gustaría cambiar.
2. Ordénelos de menor a mayor dificultad. 
3. Elija solo uno y concentre todas sus energías en él: no puede fallar ni un día, o tendrá que empezar de nuevo.
4. Nunca, nunca, se salte el hábito dos días.
5. Aférrese al poder de las 3 P: prudencia, paciencia y perseverancia.