El agridulce adiós de Buena Vista Social Club

Los supervivientes del 'dream team' del son se despiden con el disco 'Lost and found'

Los carismáticos Omara Portuondo y Eliades Ochoa evidencian que cuba no se arruga

RICARD FADRIQUE

El agridulce adiós de Buena Vista Social Club
El agridulce adiós de Buena Vista Social Club

/

5
Se lee en minutos
NÚRIA MARTORELL

Perdido y encontrado. Principio y final. Términos contrarios y complementarios que indican el especial momento en el que se encuentra Buena Vista Social Club. La venerable formación cubana está embarcada en una última gira de explícito título: 'Adiós tour'. Y lo hace regresando a sus orígenes, con un nuevo disco en el mercado bautizado 'Lost and found'. Un álbum que incluye algunas grabaciones inéditas, perdidas y felizmente encontradas, de unas primigenias sesiones que el conjunto realizó en los estudios Egrem de La Habana. El productor fue el famoso guitarrista estadounidense Ry Cooder, el avispado músico que propició la publicación del mítico álbum Buena Vista Social Club. Un trabajo que se convirtió en un insospechado superventas; en el más exitoso de la historia de la música cubana.

Omara Portuondo Eliades Ochoa son los dos supervivientes más carismáticos de un combo que ha sufrido dolorosas y continuas bajas. En 'Lost and found' dejaron grabado su talento malogrados artistas que formaron parte de ese magnífico dream team del son: Ibrahim Ferrer, Cachaíto López, Compay Segundo y Rubén González.

"Yo nunca le digo adiós a la vida"

Omara Portuondo y Eliades Ochoa viven este último 'tour' con sentimientos encontrados. "Es maravilloso que algunos podamos salir de gira todavía. Pero ojalá no fuera realmente un adiós –se lamenta Portuondo–. Quisiera que Buena Vista Social Club se mantuviera hasta cuando fuera posible. Tal cual es la vida, porque yo nunca le digo adiós a la vida", asegura la mayor representante del llamado 'feeling', una manera de "cantar con sentimiento" cuyo germen hay que buscarlo en la vieja trova.

"Opino lo mismo que Omara. Esta gira no debería terminar nunca. Aunque estoy seguro de que lo que estamos sembrando en el público perdurará. Se va a recordar siempre. Porque hemos implantado en el mundo la bandera de la música tradicional cubana. De ahí que esté triste y contento a la vez", asiente Ochoa, el compositor, guitarrista y cantante. Juntos, los dos solos, han grabado en exclusiva dos acústicos para DOMINICAL. Omara Portuondo canta 'Lágrimas negras', una de las piezas más queridas del repertorio cubano y que, claro está, figura en el compacto. En la versión rescatada también cuenta con el apoyo de Eliades a la inspirada guitarra (y Barbarito Torres, al laúd). Mientras que Eliades Ochoa aborda en el estudio del diario otro clásico: 'Macusa'. En el álbum 'Lost and found' quien pone la voz en esta pieza es el añorado Compay Segundo.

En la grabación y charla posterior con Omara (84 años) y Eliades (69) todo son gestos de complicidad entre ellos. Risas, muchas risas. Y admiración mutua. Bueno, y también indirectas subidas de tono y... La coqueta cantante llega a acercar peligrosamente su mano (con una manicura perfecta) hasta la entrepierna de su cómplice durante la amena sesión de fotos.

-¿Dónde les encontrarían si se perdieran?

OMARA PORTUONDO: En Cuba, por supuesto. Ahí voy a estar seguro. Y espero que muy perdida, así que si me encuentran no vayan a escandalizarse [risas].

ELIADES OCHOA: A un guajiro del son como yo lo encontrarán en las intrincadas montañas de donde yo vengo, en Loma de la Avispa, al este del país, cerca de Santiago de Cuba. Aunque si estoy perdido, lo que se dice perdido... mejor me buscan en casa de Omara...

O. P.: ¡Claro! Yo seré tu cueva... Anda que no hace tiempo que te voy echando miradita p’aquí, miradita p’allá, y nada... ¿De qué tamaño la tienes?

E. O.: Es un chiste. Así que no esperes que me desnude...

O. P.: ¡Pero si no terminé la pregunta...! ¿De qué tamaño tienes ¡la lengua!? [carcajadas].

-¿Qué es lo que más valoran el uno del otro?

ELIADES OCHOA: ¡Hace tanto que la conozco! ¡Y hace tanto que tengo este capricho de cantar canciones con ella! Eso sí, todavía no he conseguido que se me entregue todo lo que yo quisiera [sonrisa de chivo]. Pero parece que voy teniendo posibilidades... Es imposible no querer a Omara. Y siempre he admirado su alegría. Nunca está brava, enfadada. Y ese sentimiento que pone al cantar... Es maravillosa la forma en que la recibe el público y como ella se entrega. Necesitaría seis meses para que me diera tiempo de hablar de Omara. Tiene un don que muy pocos artistas poseen. ¡Cuántos quisieran ser tan queridos como ella! ¡Y tan respetados! Hace lo que quiere con el público. Ella provoca, y la gente ríe, grita, baila... La toco y me erizo, ¿tú ves?

OMARA PORTUONDO: Eliades es una de las grandes personalidades de nuestra admirable cultura. Tiene la cosa tradicional del campesino que tanto me gusta. Le admiro y le quiero. Y así seguirá siendo, y más si me trabaja la... [señala sus partes bajas].

De madrugada

En este nuevo disco hay joyas encontradas, como un par de temas que Eliades Ochoa grabó con nocturnidad pero sin alevosía: de madrugada, cuando el resto descansaba. Su 'Pedacito de papel', del dominicano Francisco Simó Alberto Damirón, es uno de los momentos más bonitos del álbum. "Esta canción yo me la aprendí de Panchito Riset. Me llamó mucho la atención escuchársela. Me enamoró sobre todo la letra: una carta guardada en un viejo libro, de un tiempo más feliz... Me ha hecho mucha ilusión que ahora se haya recuperado", suspira el músico más guajiro, el del sombrero cowboy y perilla de chivo (que luce más luminosa con las canas).

Otra pieza que no fue incorporada en su momento y merece mención especial es 'Tiene sabor', en boca de Omara. Y otro temazo más a destacar: 'Bodas de oro', un danzón clásico firmado por Miguel Faílde, creador del género, donde el gran pianista Rubén González se mide con su hijo, Rubencito, sobre un fondo de seis trompetas cabalgando sobre congas, bongos y timbales.

'Adiós tour' tiene larga trayectoria: hay conciertos cerrados para el 2016. Y el martes 21 de julio recalará en el Circo Price de Madrid. Son muchos los lugares que siguen queriendo disfrutar de la memoria viva de la música cubana. "El público disfruta de lo lindo con unas canciones que son eternas", constata Eliades. Cuba no se arruga. Aunque ellos sí lo hacen a la hora de pronunciarse en temas políticos. Esquivan cualquier cuestión al respecto.

Noticias relacionadas

BUENA VISTA SOCIAL CLUB siempre ha asumido que su papel es "ser embajador de la cultura", especifica Portuondo. "De una cultura ligada a la alegría, al amor, a la vida intensa", subraya. "La música es el alma de los pueblos, y esta es la que a nosotros nos gusta compartir", añade esta descendiente de esclavos y que dio sus primeros pasos como bailarina en el cabaret Tropicana. "Era un tiempo en el que para hacer ballet tenías que ser blanco. Y resulta que yo tenía condiciones para bailar, aunque me daba cosa que me vieran los muslos. ¿Te imaginas?¿Vergüenza yo? Al final fue mi madre la que me animó a hacerlo".

'Lost and found' es un homenaje a los pioneros de la música cubana. Y es un auténtico lujo disfrutar de estos superabuelos del Caribe sobre el escenario.

Temas

Dominical