La 'marea Messi' ya impacta en Miami

Leo Messi: "Me voy al Inter Miami"

El futuro hogar del jugador argentino

El plan B del Barça para hacerse con Messi: que fiche por el Inter de Miami y se lo ceda

El plan B del Barça para hacerse con Messi: que fiche por el Inter de Miami y se lo ceda

Roger Pascual

Roger Pascual

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Pelé, Cruyff, Beckenbauer, Ibrahimovic… la lista de estrellas que han jugado en EEUU es larga y glamurosa. Pero la Major League Soccer sigue siendo la más pequeña de las grandes ligas norteamericanas, muy por detrás de las ‘big four’: básquet, fútbol americano, béisbol y hockey. La llegada de Leo Messi es un nuevo intento por disparar el interés por este deporte en un país que organizará, junto a México y Canadá, el próximo Mundial en 2026.

David Beckham, nuevo jefe de Leo (y quién sabe si también de Jordi Alba y Sergio Busquets), sabe mejor que nadie el difícil arraigo del ‘soccer’ en suelo norteamericano. En la tierra en la que cuando se habla de fútbol se piensa en cascos y ‘touchdowns’, el primer gran ensayo de trasplante del ‘otro fútbol’ fue en 1968, con la North American Soccer League, por la que, en la década de los 70, desfilaron Cruyff, Pelé, Eusebio, Beckenbauer, Muller y Best, entre otros. Pese a los esfuerzos, el ‘soccer’ no logró conectar con el público y la liga echó el cierre en 1985.

El ‘galáctico’ que salvó la liga

Pasó casi una década para que el fútbol volviera a llenar estadios, con el Mundial que EEUU acogió en 1994. La selección local rindió a un buen nivel, comandada por la icónica perilla de un Alexis Lalas que sería clave en la resurrección de la liga, rebautizada como MLS en 1996. Como presidente de Los Angeles Galaxy, Lalas convenció a Beckham para que en 2007 cambiara Madrid por California. En su contrato, el ‘galáctico’ incluyó una cláusula para comprar cuando quisiera una franquicia por 25 millones de dólares.

El ‘Spice Boy’ salvó a la liga de otra desaparición y la estabilizó definitivamente: había apenas cuatro franquicias cuando aterrizó y 19 al retirarse en 2013. Al año siguiente la MLS anunció que el exmadridista sería copropietario de un nuevo club: Inter Miami. Pese a vender parte de sus acciones a los empresarios Jorge Mas y Jose Mas, Beckham conserva un 10% y sigue siendo la cara visible del club. Ahora él y sus socios esperan que la llegada del campeón del mundo suponga el empujón definitivo para la liga, en general, y su equipo, en particular.

De 29 a 10.000 dólares

“Habrá un antes y un después de Messi cuando hablamos sobre el deporte en EEUU”, sentenciaba Jorge Mas. “Messi va a ser el mayor embajador en la historia de la MLS. Es un evento increíble para la liga, para todos los propietarios y equipos. Será una marea creciente en todos los frentes”, auguraba el también presidente del Zaragoza.

Los primeros números atestiguan ya el impacto del ‘tsunami Leo’: las entradas para el Inter Miami-Cruz Azul del 21 de julio, el día del debut del exazulgrana, pasaron en apenas 24 horas de 29 de 329 dólares. El miércoles la más barata era de 1.319 y la más cara de 10.000. Pese a que el club ampliará su estadio en 3.000 espectadores no es suficiente para el alud de peticiones. “Todos los partidos estarán agotados. La demanda ha sido 10 veces mayor de lo que podemos manejar con un abono de temporada”, revelaba Jorge Mas.

El Inter, actual colista en la Conferencia Este de la MLS, ha visto como sus seguidores en Instagram crecían de un millón a 8,3, más que cualquier franquicia de la MLS y también de las de hockey, béisbol y fútbol americano. En EEUU, solo le superan cuatro equipos de la NBA: Warriors, Lakers, Cavaliers y Bulls.

Apple, que el año pasado anunció que pagaría 2.500 millones de dólares para retransmitir 10 años la MLS en ‘streaming’ en todo el mundo, ha sido clave en el fichaje del verano, al ofrecer a Leo un porcentaje de las nuevas contrataciones. Adidas, que este año firmó un acuerdo de 830 millones de dólares para equipar a todos los equipos de la MLS hasta 2030, también ha ofrecido a su emblema parte de las ventas de su nueva camiseta.

Bojan: "Es un regalo para la liga"

El contrato del mejor futbolista de la historia será de dos años y medio a razón de más 50 millones de dólares anuales y, además, incluirá una participación en el club a su término. Si Beckham compró por 25 millones de dólares su franquicia en 2014, el mes pasado se anunció que el quipo número 30 de la MLS estará en San Diego a cambio de 500. El desembarco de Leo augura una revalorización del valor de mercado de todos los equipos.

“Es un regalo para la liga y para el Inter. Beckham tenía claro que quería llevarlo desde hace tiempo, tras unos primeros años complicados en Miami”, sentencia Bojan Krkic. El exdelantero, que ganó dos Champions con Leo, jugó en las filas del Montreal Impact entre 2019 y 2021. “Tengo un muy buen recuerdo de la MLS y seguro que Leo también lo tendrá -vaticina-. Es una liga en constante crecimiento, evolución y con proyección muy buena. El ‘soccer’ está lejos de ser un deporte popular en EEUU pero la liga se está haciendo un nombre a nivel global: está lejos de las ligas europeas, aunque hay cada vez más nivel y franquicias”. En este objetivo de ganar importancia cree que la incorporación de Messi “atraerá mucha atención de público y jugadores que quieran jugar con y contra Leo. Dará mucha visibilidad. Seguro que Leo disfrutará mucho de la MLS”, remata el exbarcelonista.