PARÓ TRES PENALTIS

Livakovic, el héroe de Croacia que aprendió desde el banquillo: "Hizo un milagro"

El guardameta balcánico es el tercer portero de la historia de los Mundiales que ha parado tres penaltis en una tanda | Otro de ellos es Subasic, de quien era suplente en el Mundial de 2018

EFE/EPA/Neil Hall

EFE/EPA/Neil Hall

2
Se lee en minutos
Sergio R. Viñas
Sergio R. Viñas

Periodista

ver +

Hasta este lunes, solo dos porteros habían detenido tres penaltis en una tanda mundialista. Uno de ellos era el portugués Ricardo, que lo logró frente a Inglaterra en 2006. El otro era el croata Subasic, héroe en octavos de final del Mundial de 2018 en el Croacia-Dinamarca. Aquel día, un joven Dominik Livakovic celebraba como un loco la clasificación de su selección a cuartos. Hoy, el héroe es él.

"'Livi' hizo un milagro", resumió Luka Modric después de la agónica clasificación croata frente a Japón, tras una tanda en la que, escrito queda, el portero del Dinamo de Zagreb detuvo tres lanzamientos a Minamino, Mitoma y Yoshida. "Hay que tener un poco de suerte en este aspecto, aunque no solo esto, sino la concentración y la fe que hemos mostrado. 'Livi' ha demostrado lo buen portero que es, ha parado tres penaltis con los que nos ha salvado", siguió con su elogio el capitán y líder indiscutible de la selección arlequinada.

26% de acierto

"Parar estos tres penaltis es uno de los momentos favoritos de mi carrera y desde luego el más feliz", decía el protagonista, nombrado con justicia mejor jugador del partido. No es ni mucho la primera vez que detiene un penalti. Se le puede considera incluso un especialista, dado que a lo largo de su carrera ha detenido 14 de 54, un 26% de acierto en ese arte.

"Tenía plena confianza en él, porque lo habíamos practicado y lo había hecho bien. Ayer [por el domingo] estuvimos entrenando los penaltis y paró bastantes. Estaba convencido de que lo podía hacer", dijo por su parte su seleccionador, Zlatko Dalic, que dijo de su pupilo que había demostrado que podía ser "como Subasic en 2018". "Nos los paraba todos, ¡pensábamos que los malos éramos nosotros", bromeaba Dejan Lovren.

Ahora, Brasil

Noticias relacionadas

Al histórico guardameta croata también apeló, en una zona mixta con mascarillas (lo solicita a la FIFA la delegación japonesa, en un Qatar ya sin ninguna restricción por el Covid), el jugador de Osasuna Ante Budimir: "Hace cuatro años él estaba en Rusia viendo cómo su compañero paraba varios penaltis. Eso también es experiencia y la ha podido utilizar para realizar hoy sus paradas. Ha estado brillante".

El siguiente reto para Livakovic y para toda Croacia será una supersónica Brasil. Un cruce de cuartos en el que la balcánica parte con el cartel de presunta víctima. "Pero esta generación no se rinde nunca, refleja a la gente de nuestro país. La selección es un gran orgullo para todos los croatas, por la manera en que les animamos, les damos fe en un mañana mejor. Nunca subestiméis a los croatas", advirtió Zlatko Dalic. Y bien haría Brasil en tomarse en serio sus palabras.