Benfica - PSG (1-1)

Mucho Messi y poco PSG en Lisboa ante el Benfica

  • El conjunto francés no pasa del empate (1-1) en su visita al campo del Benfica

  • El astro argentino marcó un golazo desde fuera del área, pero no fue suficiente

Leo Messi.

Leo Messi. / EFE

2
Se lee en minutos
Enric Bonet

Un Lionel Messi brillante, pero insuficiente para el París Saint-Germain. El astro argentino demostró en otra noche europea que ha recuperado su mejor nivel. En la visita de su equipo al Estádio da Luz en Lisboa este miércoles, marcó otro gol para enmarcar y añadir a los videos interminables de Youtube de sus mejores jugadas. Pero su talento descomunal resultó insuficiente para que el conjunto parisino se impusiera ante un sólido Benfica (1-1).

El equipo portugués empezó el partido mejor plantado sobre el campo, forzando numerosas pérdidas del PSG. El delantero Gonzalo Ramos avisó en el 7’ con un mano a mano con Donnarumma y unos minutos más tarde con un disparo lejano. Junto con Messi, el portero italiano fue el mejor jugador de los parisinos durante la primera parte. El Benfica dominaba el partido, pero perdonó. Y eso resulta fatal cuando tienes enfrente al actual Balón de Oro.

En el ecuador de la primera parte, el excapitán del Barça culminó una rápida combinación con Mbappé y Neymar mandando a la escuadra un disparo con un toque sutil desde fuera del área. Esta genialidad del argentino dejó tocado al Benfica y dio oxígeno a un PSG que se hizo con el control.

Una parte para cada equipo

Pero los lisboetas no bajaron los brazos ante un conjunto parisino que demostró una noche más sus luces y sombras. Tiene una pegada demoledora, pero flaquea tanto en la construcción del juego como en la contundencia defensiva. Gracias a ello, los portugueses lograron el empate pocos minutos antes del descanso con un centro envenenado que Danilo —un medio reconvertido en central— empujó hacia su propia portería.

Noticias relacionadas

Tras una mala primera parte, al PSG le sentó bien el descanso y recuperó la iniciativa. Tuvo su ocasión más clara en el 48´ con una espectacular chilena de Neymar que acabó en el travesaño. El “10” volvió a generar peligro con un disparo lejano de falta poco después. El segundo gol del conjunto propiedad de Catar parecía ser cosa de tiempo. 

Sin embargo, el tridente Messi-Neymar-Mbappé chocó con dos obstáculos inesperados: su desacierto de cara a puerta en la segunda parte y la brillante actuación del portero griego Vlachodimos. Estos impedieron que los franceses marcaran el segundo pese a sus numerosas ocasiones. Su entrenador Christophe Galtier sustituyó a Messi diez minutos antes del final. Un cambio que favoreció que el PSG se conformara con un empate que lo deja colíder del grupo H con 7 puntos, los mismos que el Benfica.