FÚTBOL

Un Real Madrid crecido recibe a un Athletic en horas bajas en partido atrasado de Liga

  • El conjunto de Ancelotti busca ensanchar la distancia que le separa del Atlético de Madrid a costa de un irregular Athletic

Vinicius celebra su gol ante el Sevilla.

Vinicius celebra su gol ante el Sevilla. / RMCF

2
Se lee en minutos
Carlos Monfort

El Real Madrid sigue de dulce tras vencer al Sevilla el pasado domingo en el Bernabéu y recibe este miércoles al Athletic de Bilbao 72 horas más tarde, sin apenas tiempo para descansar, recuperando un partido de Liga atrasado (21.00h). El arbitraje de Sánchez Martínez fue el foco de las críticas por parte de la afición sevillista y aunque el conjunto de Ancelotti no convenció sobre el terreno de juego, venció en los últimos minutos gracias a un tanto de Vinicius. El de Sao Gonçalo, que ya acumula 17 titularidades consecutivas, decidió el encuentro con un auténtico golazo.

El Real Madrid-Athletic Club será el único encuentro que se disputará entre semana, ya que corresponde a la novena jornada de liga que debió haberse disputado el sábado 16 de octubre, pero se pospuso por compromisos de la Conmebol. El conjunto de Ancelotti es primero en la clasificación con 33 puntos, ocho plazas por encima del Athletic, que cuenta con 20 puntos. En caso de triunfo blanco serían siete los triunfos consecutivos del Real Madrid, cuatro de ellos en liga, que le han servido para alejarse cuatro puntos respecto a su máximo competidor: el Atlético de Madrid.

Enfrente tendrá a un Athletic que es, a día de hoy, el equipo menos goleador de la liga. Pese a que empezaron bien la temporada encajando apenas 10 goles en 14 partidos, los bilbaínos han descendido varias posiciones en la clasificación tras caer derrotados ante varios equipos de la zona baja. Ancelotti, al hablar de su rival, aseguró se trata de "un equipo contacto y bien organizado atrás. Será un partido que nos exigirá mucho y deberemos tener claridad ofensiva y un buen equilibrio porque es un equipo que juega a atacar de manera vertical".

Marcelino García Toral también habló en la previa al encuentro, defendiendo que "nuestro equipo es competitivo y no es un equipo dejado o apático. Ellos están en un buen momento y nosotros mejor de lo que dicen los resultados. Iremos ahí a intentar ganar, con la máxima ambición".

Camavinga en una jugada durante el Real Madrid-Sevilla

/ EFE

Las bajas, la debilidad del Athletic

Noticias relacionadas

El central Íñigo Martínez, pieza fundamental en el eje de la defensa bilbaína no podrá disputar el encuentro tras ser expulsado en el último minuto ante el Granada tras un error en la salida de balón de Unai Simón. Se trata de uno de los jugadores más importantes para Marcelino García Toral, que le ha alineado en un total de 12 encuentros ligueros. En su lugar ha entrado en la convocatoria el joven Aitor Paredes. Daniel Vivián sufre una lesión muscular y también se perderá el encuentro, por lo que el Athletic saldrá con una dupla de centrales compuesta por Yeray Álvarez y Unai Nuñez. Una tercera posible ausencia es la de Asier Villalibre, por lesión muscular. A ella hay que añadir las de larga duración de Yuri Berchiche y Peru Nolaskoain.

En el cuadro blanco estará disponible Eden Hazard tras perderse los tres últimos encuentros, ya recuperado de la gastroenteritis que sufría. La misma dolencia apartó del grupo al brasileño Rodrygo. También entra en la lista el austriaco David Alaba, ya recuperado de las molestias físicas que le impidieron entrenar. Gareth Bale y Dani Ceballos siguen lesionados de larga duración y aún no tienen fecha exacta para regresar.