ELCHE - ESPANYOL (2-2)

Un Espanyol con luces y sombras suma un punto en un partido loco en Elche

  • Los pericos remontaron el tanto inicial de Boyé con dos tantos de Morlanes y De Tomás en dos minutos, pero tras el 2-2 de Benedetto acabaron pidiendo la hora

  • Vicente Moreno se fue del Martínez Valero cojeando, tras lesionarse al dar un salto en los intensos minutos finales

Cabrera despeja de cabeza ante Lucas Pérez.

Cabrera despeja de cabeza ante Lucas Pérez. / Manuel Lorenzo / Efe

5
Se lee en minutos
José María Expósito

Se podrán hacer mil lecturas del empate cosechado este sábado por el Espanyol en Elche (2-2). Una es que el conjunto blanquiazul supo sobreponerse a un marcador adverso y a una mala primera mitad. Otra, que no supo amarrar el tercer triunfo consecutivo, que se escapó en los minutos finales. Sería cierto decir que dos errores puntuales (una pérdida de balón y un mal despeje) impidieron la fiesta perica, pero tampoco miente quien enfatice que Diego López volvió a salvar a su equipo. Los dos bandos se despidieron con la sensación de haber ganado. Y no les falta razón.

Buscando verdades indiscutibles, el Espanyol se consolidó en la zona tranquila de la tabla con un empate que no es malo tras el seis de seis de las dos jornadas previas y ante un calendario teóricamente propicio. Suma 5 puntos más que hace dos años a estas alturas, pero sobre todo da la sensación de poder competir en todo momento.

"Nos vamos con la sensación de haber perdido dos puntos. No nos hemos encontrado bien en la primera mitad, pero hemos empezado bien la segunda y por no matarles se ha escapado la victoria"

Manu Morlanes, jugador del Espanyol

Este sábado le tocó remar contracorriente en un Martínez Valero en el que aún no ha ganado nadie esta temporada. Un grosero error de David López propició el gol de Lucas Boyé y puso cuesta arriba el partido, pero en un fulgurante inicio de segunda mitad Morlanes y Raúl de Tomás voltearon el marcador. El Elche tampoco bajó los brazos. Fue a por todas a por el empate, y cuando lo encontró, a cinco minutos del final, apretó hasta casi lograr la remontada en la última acción.

Error de David López

El partido comenzó con un gol anulado a Fidel, cuyo desmarque se inició en el claro fuera de juego. El Elche apostaba por las transiciones rápidas, acercarse al área rival con pocos toques, mientras el Espanyol no traducía la posesión en ocasiones. Un duelo táctico que dinamitó Lucas Boyé robándole el balón a un dormido David López y conectando un trallazo imparable desde la frontal (m. 23).

Malas noticias para un Espanyol que tenía el día espeso. Al Elche no le importó ceder el balón a un equipo falto de profundidad, con muy pocas ideas y falto de magia hasta el descanso. Le tocaba a Vicente Moreno mover pieza.

David López ya no se vistió en la segunda mitad, como un apagado Wu Lei. Entraron Nico Melamed y Morlanes, que pronto justificó la decisión. Primero con un centro que Óscar Gil no empaló por centímetros y después con el empate. El jugador aragonés recibió el balón en la frontal, se hizo el espacio necesario para armar el disparo y conectó un derechazo imparable para Kiko Casilla (m. 50).

No se esperaba el Elche esa salida en tromba perica y el empate le dejó noqueado. Tanto que nada más sacar de centro perdió el balón y Pedrosa centró desde la izquierda para un RDT que, sin dejarla caer, voleó para marcar su quinto gol del curso, el primero lejos de Cornellà (1-2, m. 52).

Debut amargo de Yangel

Dos goles había encajado el Elche en casa esta temporada y dos encajó en menos de dos minutos. El Espanyol fue un ciclón durante media hora, pero Casilla (ayudado por la madera en un remate de cabrera) mantuvo en pie a los suyos y Escribá también supo dar el golpe de timón. La entrada de Morente y Benedetto le dio otro aire a su equipo. 

Morente abrió brecha por la banda y Benedetto sumó problemas en el área perica, hasta entonces un fortín. Un despeje de Cabrera topó con Yangel Herrera (desafortunado debut el suyo) y permitió a Benedetto batir a placer a Diego López. El Espanyol firmaba el punto, pero no Pere Milla, a quien Diego López hizo una parada antológica a bocajarro en el último segundo.

Vicente Moreno, lesionado

Noticias relacionadas

La anécdota del día la protagonizó Vicente Moreno. El técnico del Espanyol salió a la rueda de prensa después de Escribá, algo extraño dada su condición de visitante, pero la cojera que mostró al entrar a la sala de prensa empezó a explicar el porqué. "Lo que no me ha pasado nunca como jugador... El final de partido se ha vivido de forma intensa. He dado un salto, no tenemos edad para eso y he tenido una lesión muscular... sin más. Es curioso", explicó el entrenador valenciano, que lamentaba no haber sentenciado: "Al inicio de la primera parte no hemos estado bien y tienes esa rabia, ha estado mejor el Elche. En la segunda parte hemos pegado un cambio. La lástima es que ha habido 30 o 35 minutos en los que hemos hecho lo suficiente para dejar el partido resuelto".

Elche - Espanyol (2-2)

ELCHE: Casilla (6); Barragán (5), Verdú (5), Bigas (5), Mojica (5); Fidel (6), Raúl Guti (6), Mascarell (6), Pastore (5); Lucas P. (6), Boyé (8). Técnico: Fran Escribá (7). Cambios: Benedetto (8) por Pastore (m. 64); Mumbau (6) por Lucas P. (m. 64); Morente (7) por Mascarell (m. 64);Palacios (sc) por Guti (m. 82); Pere Milla (sc) por Barragán (m. 83).

ESPANYOL: Diego López (8); Ó. Gil (6), Sergi Gómez (6), Cabrera (7), Pedrosa (7); David López (4), Darder (5); Embarba (5), Melendo (6), Wu Lei (4); De Tomás (8). Técnico: Vicente Moreno (6). Cambios: Morlanes (8) por David L. (m. 46); Melamed (7) por Wu Lei (m. 46); Yangel H. (5) por Darder (m. 67); A. Vidal (5) por Melendo (m. 75); Mérida (sc) por Gil (m. 82).

GOLES: 1-0 (m. 23), Lucas Boyé; 1-1 (m. 50), Morlanes; 1-2 (m. 52), De Tomás; 2-2 (m. 84), Benedetto.