Premier League

Benjamin Mendy seguirá en la cárcel de forma preventiva

El juez ha rechazado la tercera solicitud de libertad del jugador del Manchester City

Benjamin Mendy, cabizbajo tras ser sustituido por Guardiola durante un partido de liga

Benjamin Mendy, cabizbajo tras ser sustituido por Guardiola durante un partido de liga

1
Se lee en minutos
Carlos Monfort

El lateral izquierdo del Manchester City, Benjamin Mendy, que en el pasado mes de agosto fue puesto en prisión preventiva acusado de cuatro violaciones y una agresión sexual, seguirá en la cárcel. Mendy presentó por aquel entonces dos solicitudes de libertad con fianza, pero ambas fueron rechazadas. Esta mañana, tras intentarlo por tercera vez, se le ha negado la libertad antes de que se celebrara el juicio.

Según indica la prensa británica, los hechos de las cuatro denuncias se produjeron en casa del jugador francés, en la ciudad de Cheshire, y supuestamente una de las denunciantes sería menor de edad. Tres de las violaciones se habrían producido en octubre del año pasado, y la cuarta en agosto de este año. Cuando el club se hizo conocedor de la noticia lo suspendió y emitió el siguiente comunicado: "El Manchester City puede confirmar que tras ser acusado por la policía, Benjamin Mendy ha sido suspendido a la espera de una investigación. El asunto está sujeto a un proceso legal, por lo que el club no puede realizar más comentarios hasta que esté completo".

Benjamin Mendy disputa un balón en un partido de liga ante el Fulham

/ AFP

La audiencia ha durado en torno a unos 50 minutos y Mendy, que sigue interno en el centro penitenciario de Althourse, no ha comparecido ante el tribunal. El galo asistirá a una audiencia preliminar el próximo 15 de noviembre, pero el juicio definitivo no se celebrará hasta el 22 de enero del próximo año.

Noticias relacionadas

Un jugador problemático

El verano de 2017 los 'citizens' pagaron 70 millones por hacerse con una de las promesas del fútbol europeo. Exceptuando su segundo año, en el que el ex del Mónaco cuajó una buena temporada, el pupilo de Guardiola ha sido más protagonista fuera del campo que dentro de él. De hecho, su propio técnico le ha recriminado públicamente su comportamiento en más de una ocasión. Celebrar una fiesta ilegal en plena pandemia o salir de fiesta el día antes de un partido (pese a no estar convocado) son algunas de las excentricidades de Benjamin Mendy desde que llegó al Manchester City.