Instagrammer

Jonathan Riquelme, el tatuador que deja huella en La Liga

  • Con 23 años pone sus diseños en la piel de algunos de los grandes nombres del mundo del fútbol, como Vitolo o Jonathan Viera

Jonathan Riquelme, el tatuador que deja huella en La Liga

La Opinión de Murcia

2
Se lee en minutos
Fran Montiel

El arte del tatuaje es algo que siempre ha estado ligado al mundo del fútbol. Sin embargo, ha sido en la última década cuando hemos podido notar un aumento considerable de ello, hasta el punto de que es raro ver a algún futbolista en la élite sin ninguna pincelada de tinta en su piel. 

Un murciano que está aprovechando esto con creces es Jonathan Riquelme. El joven tatuador de 23 años emigró en busca de oportunidades a Valladolid para unirse a un estudio profesional cuando llevaba apenas un año y medio tatuando, y en poco tiempo ha logrado dejar su sello en grandes nombres del mundo del fútbol, como Cristo González, Dani Escriche, Marcos André o Jonathan Viera.

Los comienzos

Si bien muchas veces se dice que el talento del jugador de fútbol es algo innato, más o menos lo mismo ocurre con Jonathan. Él comenzó a tatuar de la mano de un amigo sin haber realizado previamente cursos ni tener experiencia, y ahora hace auténticas obras de arte para deportistas e incluso cantantes, como Keen Levy: "Un colega me propuso empezar a tatuar con él para ir aprendiendo, pero yo no tenía ninguna formación previa. Pero en poco tiempo he mejorado muchísimo", explica. 

Ahora, con la experiencia de llevar varios años tatuando a futbolistas, reconoce que no son lo que mucha gente piensa y que los estereotipos que aparecen en torno al deportista tatuado son un tabú que muchos malinterpretan: "Los futbolistas con los que he tenido la suerte de trabajar son gente normal, humilde y que te tratan como si fueses su amigo desde el principio", comenta.  

Y es que no es para menos, ya que Jonathan se suele desplazar fuera del estudio para tatuar a los jugadores en sus propias casas o incluso en los hoteles donde se encuentran concentrados, recibiendo además un trato inmejorable por su parte: "Me pagaban hasta una botella de agua si parábamos en algún sitio, los viajes, la estancia, un trato inmejorable", recuerda.

20.000 seguidores

Para el futuro, admite que de momento se encuentra muy cómodo con su vida, pero que quiere ir a más hasta el punto de montar un estudio propio y empezar a ser su propia marca, puesto que su trabajo está teniendo mucho éxito, sobre todo en redes sociales. En Instagram tiene ya más de 20.000 seguidores con su cuenta personal @nikktattoo, en la que podemos apreciar los diseños y tatuajes que hace además de sus fotos con futbolistas. 

Noticias relacionadas

Por otra parte, reconoce que comenzar a tatuar con famosos es cuestión de empezar y que te llegue la oportunidad de tatuar a uno. En su caso, él empezó con el delantero Dani Escriche: "Tatuar futbolistas es como entrar en una burbuja, una vez que trabajas con uno, se corre la voz y ya te llegan muchas oportunidades. Yo he trabajado con grandes nombres como Vitolo, Jonathan Viera, Cristo o Marcos André, además mantengo una gran relación con Bryan Gil"

Viajar a Estados Unidos, seguir su carrera en solitario, conocer más estrellas del deporte, son muchos proyectos que Jonathan tiene en mente y que tarde o temprano hará realidad gracias a su enorme proyección. Mientras, por el momento, sigue dejando el talento murciano para el arte del tatuaje en las pieles de gran cantidad de ilustres del deporte y la música.