Balonmano

España firma una épica remontada ante Suecia y luchará por las medallas de balonmano

  • Las paradas de un enorme Gonzalo decantan el pulso (33-34)

  • Dinamarca, verdugo en el último Mundial, rival en semifinales

Los jugadores españoles, durante la semifinal ante Eslovenia.

Los jugadores españoles, durante la semifinal ante Eslovenia. / EFE / EPA / Erik Simander

2
Se lee en minutos
Roger Pascual
Roger Pascual

Periodista

Especialista en fútbol, baloncesto, balonmano

Escribe desde Barcelona

ver +

Al 'last dance' de Raúl Entrerríos le quedan aún un par de capítulos tras la épica clasificación para las semifinales de los Juegos Olímpicos de Tokio. La selección española de balonmano ha tumbado 33-34 a Suecia en los cuartos en un pulso que parecía que se escapaba de los dedos pero al que se aferraron con uñas y dientes, para firmar una sensacional remontada. Ahora se jugará el pase a la final con Dinamarca, su verdugo hace medio año en las semifinales del último Mundial.

La defensa, santo y seña de los campeones de Europa, no carburaba como reflejaba el 20-18 al descanso. Con el cambio al 6-0 la sangría atrás se empezó a contener un poco, pero no evitaba que los escandinavos seguían controlando el marcador, con Wanne como brazo ejecutor (10 goles). Dos tantos seguidos del extremo sueco situaban un preocupante 29-25 que obligaba Jordi Ribera a pedir un tiempo muerto a falta de un cuarto de hora para intentar que el sueño de las medallas no se esfumara.

Noticias relacionadas

Ahí emergió la mejor versión de Gonzalo Pérez de Vargas. Las paradas del portero azulgrana, especialmente dos claves en contraataques rivales, cambiaron la dinámica del encuentro. La defensa española mordía y en ataque no se daba un balón por perdido. Después de que Adrià Figueras se tirara al suelo para evitar que se extraviara el balón, un latigazo de un arrollador Alex Dujshebaev devolvía las tablas y un robo de Aleix Gómez permitía al extremo barcelonista situar a España por delante por primera vez en muchísimos minutos (30-31). Gonzalo seguía a lo suyo y, colgada de sus brazos, España firmó un parcial de 5-0 permitió afrontar el tramo final con tres tantos de renta (30-33). Una ventaja que los campeones continentales supieron administrar con veteranía en el tramo final.

Se tomaban así la revancha del preolímpico de Río, donde Suecia dejó a España fuera de la última cita olímpica. Ahora Entrerríos, que se retirará tras este torneo, tendrá la oportunidad de despedirse con otra medalla tras el bronce cosechado en enero en el Mundial. Si quiere que sea de oro deberá tumbar el jueves a la Dinamarca de Landin y Hansen, que doblegó a Noruega en la otra semifinal (31-25) y con la que también tienen cuentas pendientes desde la última cita mundialista.

SUECIA: Palicka (p) (1), Aggefors (p), Carlsbogard (2), Darj (1), Ekberg (2), D. Pettersson, Wanne (10), F. Pettersson (6), Claar (3), Pellas, Lagergren (2), Gottfridsson (5), Sunnefeldt, Sandell.

ESPAÑA: Pérez de Vargas (P), Corrales (P), Entrerríos (5), Sarmiento (4), Maqueda (1), Dujshebaev (5), Gurbindo (2), García (2), Morros, Miguel Sánchez (1), Solé, Gómez (8), Fernández (2), Figueras (4), Aginagalde y Guardiola.

PARCIALES: 2-4, 4-6, 9-9, 14-12, 17-15, 20-18 --descanso--, 21-19, 25-23, 28-25, 29-29, 30-32, 33-34.

ÁRBITROS: Schulze y Tonnies (ALE). Excluyeron dos minutos a Darj, Claar y Lagergren (2) por parte de Suecia. Y a Maqueda y Miguel Sánchez en España.

PABELLÓN: Estadio Nacional de Yoyogi.