A los 66 años

Muere El Genovés, leyenda de la pelota valenciana

El legado de Paco Cabanes traspasa generaciones entre los aficionados del deporte autóctono

Muere El Genovés, maestro e icono de la pilota valencia.

Muere El Genovés, maestro e icono de la pilota valencia. / LEVANTE-EMV

4
Se lee en minutos
Maties Oliver

No puede haber un día más triste para la pelota valenciana que la despedida de la figura más grande que han visto los 'trinquets'. Paco Cabanes i Pastor 'Genovés' murió ayer con 66 años tras luchar contra una larga y grave enfermedad. El deporte autóctono llora el adiós de su máximo exponente, del jugador más diferencial, de la leyenda que aquellos espectadores que lo vieron competir transmitieron a las generaciones venideras. Un mito imbatible que hizo disfrutar al público, a pesar de las limitaciones impuestas por su dominio en la 'escala' y 'corda'. Un caballero que elevó la popularidad de su deporte. Un referente para cada niño o niña que se inicia con en la 'vaqueta'. Un aficionado que respiraba balón. Un dios terrenal que se dejaba ver por todos los recintos pelotaris de la Comunidad Valenciana, rodeado de todos aquellos que siempre la han admirado. Uno de los valencianos más universales que deja un vacío que no llenará otro 'escaleter' más. En definitiva, el mejor pelotari de la historia.

El Genovés faltó ayer en su casa de la localidad de la Costera acompañado de su familia. Paco Cabanes perdió la batalla ante un cáncer que padecía desde hace unos años. La misa en memoria del ídolo pelotari tendrá lugar hoy en la parroquia de Genovés a las 19.00 horas. No obstante, la Fundació de la Comunitat Valenciana per la Polota Valenciana comunicó ayer que la familia quería despedirlo en la intimidad debido a la situación actual por la pandemia.

Una divinidad

Asimismo, la entidad gestora del mundo profesional y la Federación suspendieron todas la programación para hoy como muestra de duelo. En las partidas de ayer se rindió tributo al Genovés con un minuto de silencio. Por otro lado, la Generalitat Valenciana decretó que hoy será día de luto oficial en la Comunidad Valenciana.

Paco Cabanes se marchó en el mismo pueblo donde nació el 20 de diciembre de 1954. El número 6 de la calle La Font de Genovés había creado un mito que perdurará en la memoria de los valencianos. Cuando con 17 años cambió el 'raspall' por la 'escala' y la 'corda', el destino le regaló a la pelota una divinidad por su historia.

No son fútiles todos estos elogios, ya que Genovés creó este fenómeno basándose en su juego. Su nombre se escribió en letras doradas debido al dominio que ejercía por arriba de la cuerda y de la fuerza descomunal cada pilotada. El palmarés de Paco Cabanes se resume con ocho Ligas y seis Campeonatos Individuales, pero estos números quedan por detrás de sus méritos.

La potencia incontestable del brazo de Genovés lo hizo imbatible. En una época donde las travesías eran el santo y seña del porvenir de la pelota, los 'trinqueter' se las apaña para limitar el juego del resto mayor. Desde muy pronto, Paco Cabanes tuvo prohibido el golpeo para arriba. Toda pelota que pasara por arriba del hombro estaba vetada para el Genovés, incluido si era de 'bot' y brazo.

El partido del siglo

Desde 1975, Genovés dejó su huella en el cuadro de honor liguero. Tal era la superioridad que Cabanes debía participar con otro pelotari que prácticamente no aportara en el juego. En estas circunstancias, Genovés decidió elegir a su hermano 'Pepet', con el que alzó cinco ligas. Incluso, hubo ediciones donde el resto también fue desplazado en medio y ni eso evitó su victoria.

La creación del Campeonato Individual fue 1986 cuando Genovés tenía 32 años. Aunque no estaba en la plenitud de su carrera, Cabanes se adjudicó seis mano a mano. Si esta disciplina hubiera existido cuando el genovesí comenzaba en los 'trinquetes' sería, sin dudas, el pelotari con más títulos del Individual, ya que según la cátedra no ha habido otro jugador como él. Para la memoria queda la denominada como 'partida del siglo' en 1995 contra Álvaro.

Figura internacional

Genovés también lució en el ámbito internacional con la consecución del Trofeo 5 Naciones (predecesor del Europeo) y el Mundial de Llargues y fue galardonado con la Medalla de Oro de la Generalitat Valenciana al Mérito Deportivo. Asimismo, Cabanes fue el precursor de los desafíos con las mejores figuras vascas del momento como Retegi I, Martinikorena o Intxauspe, además de participar en una exhibición en los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992 y fue portador del antorcha olímpica a su paso por el territorio valenciano.

La retirada a medias

En 1996, Genovés anunció su retirada con 42 años, aunque su legado no terminó aquí. Paco Cabanes fue embajador del balón por parte de la Federación y durante un tiempo fue el maestro de algunas de las nuevas higueras que aparecerían en el siglo XXI, junto con Miguel Royo en la Escuela de Tecnificación de la Eliana.

Entre ellas, su hijo. Genovés II heredó el carisma y la clase para visibilizar, en su escala, el deporte autóctono a una generación contemporánea. Una figura que sigue haciendo disfrutar a los aficionados en los trinquetes, el espacio donde siempre estaba Paco.

Noticias relacionadas

La última aparición pública de Genovés fue en el homenaje a Rovellet del pasado 16 de julio en la calle de Pelayo, aunque Paco Cabanes nunca fallaba en partidos del día a día o de competición, como en la final del Trofeo Bollo del pasado 22 de julio en Castelló de Rugat.

Genovés ya estaba en el altar del trinquete de Pelayo como uno de los cinco pelotaris de la galería de honor con el Nel de Murla, Quart, Juliet y Rovellet. Esta fue la historia del mejor pelotari que nunca existirá y ahora se da paso a la leyenda. Por siempre Genovés.

Temas

Obituarios