La natación olímpica

Ledecky no puede con una Titmus intratable

La australiana derrota a la estadounidense en los 200 libres, que ganaría después los 1.500 en su estreno en los Juegos

Ariarne Titmus muestra la medalla de oro.

Ariarne Titmus muestra la medalla de oro. / EFE

2
Se lee en minutos

La australiana Ariarne Titmus dio un nuevo paso para coronarse como 'reina' de la natación de los Juegos de Tokio, tras sumar este miércoles su segundo oro en la capital japonesa en una final de los 200 libre en la que la estadounidense Katie Ledecky ni tan siquiera pudo subir al podio. Un resultado que escenificó mejor que nada el cambio de régimen que se está produciendo en estos Juegos, en los que Ledecky, la hasta ahora indiscutible número uno mundial de la natación femenina, parece obligada a ceder la corona a la joven Titmus.

Un relevo que ya comenzó a vislumbrarse con el triunfo que la nadadora oceánica, que cumplirá 21 años en septiembre, logró el pasado lunes en los 400 libre, tras superar con claridad a una Ledecky que al menos pudo consolarse con la medalla de plata. Un consuelo del que la estadounidense careció en la final de los 200, en la que Katie Ledecky no solo volvió a verse rebasada por una imponente Titmus, que se impuso con un tiempo de 1.53.50, nuevo récord olímpico, sino que se vio además relegada a la quinta plaza.

De la derrota a la victoria

Ledecky, campeona en esta distancia hace cinco años en los Juegos de Río, no pareció nunca en disposición de pelear por las medallas, ante el empuje de la australiana Titmus, la hongkonesa Siobhan Haughey y la canadiense Penny Oleksiak, que se repartieron el podio. Una dolorosa derrota de la que Ledecky, ganadora de cinco medallas, cuatro de ellas de oro, en los Juegos de Río, pudo resarcirse apenas una hora después al convertirse en la primera campeona olímpica de la prueba de los 1.500.

Noticias relacionadas

El triunfo, sin embargo, dejó más dudas que certezas sobre el estado de forma de la norteamericana, ya que si bien Ledecky, que se impuso con un tiempo de 15.37.34, logró, por fin, su primer oro en la capital japonesa, los apenas cuatro segundos de ventaja por los que se impuso a su compatriota Erica Sullivan redoblaron la incertidumbre. Imposible no recordar los metros y metros en los que Katie Ledecky, triple campeona del mundo y plusmarquista universal, solía aventajar a todas sus rivales en cada una de sus participaciones en los 1.500. Un hecho que hace dudar sobre el cartel de favorita con el que la estadounidense parte en la prueba de los 800 libre, la última en la que Ledecky y Titmus se enfrentarán cara a cara, en espera de conocer si ambas, como parece mas que previsible, actúan en el relevo 4x200.

Capítulos finales del duelo que mantienen Titmus y Ledecky por la corona de reina de la natación de estos Juegos, un título al que presentó también su candidatura la japonesa Yui Ohasi, tras sumar a titulo de campeona olímpica de los 400 estilos, el oro cosechado este miércoles en la final de los 200 estilos.