Golf

Rahm se da una opción para la batalla final del Open Británico

El golfista vasco es sexto, a cinco golpes del líder, el surafricano Louis Oosthuizen

Rahm saca la bola de un bunker en la tercera jornada del Open

Rahm saca la bola de un bunker en la tercera jornada del Open / Glyn Kirk / AFP

2
Se lee en minutos
Luis Mendiola
Luis Mendiola

Periodista

ver +

Todo aún es posible para Jon Rahm en el Open Británico de golf, después de una tercera jornada que dejó al golfista vasco en la sexta posición con 203 golpes (-7), a cinco del líder, el surafricano Louis Oosthuizen (198, -11), que se mantiene en cabeza desde el primer día, a cuatro del segundo clasificado, el estadounidense Collin Morikawa, y a tres de Jordan Spieth (-9).

El jugador de Barrika se mantiene en la pelea, aunque es consciente de que deberá ofrecer su mejor versión frente al experimentado trío de cabeza. Todos ya saben lo que es gana un ‘major’. Oosthuizen tiene en su palmarés el Open Británico del 2010; Morikawa se impuso en el PGA en el 2020 y Spieth cuenta con tres grandes: el Masters y el US Open en el 2015 y el Open Británico en el 2017.

Fue un día de trabajo para Rahm, de no bajar la cabeza, de mantener la determinación en una jornada en la que acabó con una vuelta de 67 golpes, a pesar de que no tuvo demasiada fortuna con el putt y vivió una jornada con muchos altibajos, con cinco 'birdies' (en los hoyos 3, 6, 12, 14 y 17) y tres ‘bogeys’ (hoyos 1, 7 y 11) que le hizo torcer el gesto en más de una ocasión por los exigentes 'greens' del campo del Royal St George’s aunque el ‘birdie’ del 17 y el valioso par que logró en el 18 le llevaron a despedir su vuelta con una sonrisa.

Oosthuizen, como en el US Open

“Me va a hacer falta un gran juego y mi mejor día”, reconoció el de Barrika si quiere repetir su actuación del pasado junio en el US Open, que acabó conquistando viniendo desde atrás en la última jornada, para remontarle dos golpes de ventaja al sudafricano Louis Oosthuizen, que dominó los tres primeros días, pero acabó cediendo ante el empuje del jugador español que cerró su actuación con dos espectaculares 'birdies' en los hoyos 17 y 18.

Noticias relacionadas

“Dependerá de cómo salga el tiempo. Si es un día ventoso, ya veremos, pero si sale como estos días, habrá que pensar en algún tipo de récord, porque está claro que por arriba alguien va a jugar bajo par”, remarcó Rahm.

Sergio García acabó con cierto sufrimiento su recorrido con una vuelta en el día de 73 golpes (+3) que lo sitúa en el par del campo total y lo relega al puesto 44 de la clasificación, totalmente descartado para la pelea por los puestos de honor. 

Temas

Golf Jon Rahm