Atlético-Cádiz (4-0)

El Atlético despega a costa de la racha del Cádiz

El equipo andaluz pierde su primer partido fuera de casa ante un gran despliegue constante de los de Simeone

Marcos Llorente (i) celebra con Koke su gol ante el Cádiz.

Marcos Llorente (i) celebra con Koke su gol ante el Cádiz. / EFE

Se lee en minutos

Con un partido muy sólido, solucionado en ataque con los errores cadistas que forzó el propio equipo de Simeone, el Atlético consiguió su cuarta victoria liguera seguida, con goles repartidos entre João, Llorente y Suárez, y en guarismos de la Liga que ya ganó con este cuerpo técnico. 

Todo el equipo rojiblanco mostró mucha implicación desde el inicio, con ganas constantes de atacar y con capacidad para sobreponerse a los desafíos que le planteó un Cádiz que intentó darle la vuelta a un partido que dominó sin remedio un Atlético que va lanzado, ya en el camino de empezar a disipar grandiosas aspiraciones. 

Inicio goleador

El Cádiz, ilustre visitante en esta liga, no había encadenado cuatro victorias fuera de casa a base de hacer regalos, que es cómo se adelantó en el partido un Atlético al que no le harán justicias los resúmenes de los goles, con un tanto producto de un error del rival que el equipo de Simeone buscó desde el inicio con intensidad y ambición ofensiva. 

Casualidad, o no, los mejores en el inicio atlético, Llorente y João Félix, fueron los que convirtieron en gol el error entre Ledesma y Fali, con una salida del portero hasta casi el borde del área grande, para terminar chocando con su central. 

El Atlético jugó con velocidad y pocos toques, instalado en campo rival y al acecho de una brecha para cargar ahí todas sus fuerzas. Además, presionó con fiereza, mantuvo una tensión constante y no dejó de atacar. 

El que será la próxima semana un nuevo internacional español, Marcos Llorente, es la personificación de ese juego de brega y lucha que puso en liza el Atlético, implacable con las indecisiones del rival. Así hizo el segundo gol, tras dar el primero, a los 20 minutos de juego, tras un fallo de Álex en el despeje y un disparo inesperado que entró con la colaboración del desafortunado Conan Ledesma.

Koke, de vuelta a la selección española después de dos años ausente, es uno de los culpables directos del buen momento de juego del Atlético.

Último intento cadista

En el descanso, Álvaro Cervera quitó a sus dos laterales para modificar el sistema sin quitar a su pareja de delanteros, una declaración de intenciones que se tradujo de forma inmediata en llegadas al área del Atlético.

Colocó el Cádiz la línea de la defensa descaradamente arriba y, cuando el partido parecía decantado, le planteó una nueva prueba a un Atlético que no tardó ni diez minutos en castigar la osadía cadista con un gol al contragolpe, celebrado por Luis Suárez en diferido gracias al videoarbitraje. 

Con el partido decidido, hubo tiempo para el estreno de rojiblanco del exvalencianista Kondogbia, el tardío sustituto de Thomas que llega para darle un extra de músculo al equipo con una buena capacidad de pase que ya mostró en su primer partido.

Te puede interesar

Al filo del descuento, João Félix le puso la guinda al pastel con un liderato momentáneo gracias a la diferencia de goles, con un tanto bien hilado al contragolpe culminado con un remate tan a placer como atractivo.

Ficha del partido:

ATLÉTICO     3