24 oct 2020

Ir a contenido

PRETEMPORADA ATÍPICA DE LOS DE ZIDANE

El Madrid llena la hucha

El club blanco ha recaudado casi 100 millones de euros en ventas, la última la de James al Everton

El noruego Odegaard por el momento es la única novedad del equipo para la nueva temporada

Alejandro García

El colombiano James Rodríguez posa con la camiseta del Everton tras su fichaje por el club inglés.

El colombiano James Rodríguez posa con la camiseta del Everton tras su fichaje por el club inglés.

Otro verano más, el el nuevo proyecto de Zidane en el Real Madrid se acumulan las ventas, las salidas poco comprensibles para los mortales y los ahorros en la caja fuerte del Santiago Bernabéu, pero las novedades sobre el terreno de juego son las contadas y, con menos volumen de apuesta es más fácil fallar.

El club blanco ha vendido, o se va a deshacer, de talento joven a cambio de una buena recaudación y de que Zidane pueda estirar, un año más, una plantilla con los Modric, Marcelo, Ramos, Benzema o Kroos por encima de la treintena. 

Aún a media pretemporada (este miércoles era el primer amistoso ante el Rayo Vallecano en Valdebebas, suspendido por un caso sospechoso de coronavirus en el rival) antes de iniciar La Liga el 20 de septiembre en San Sebastián, la única novedad es el regreso un año antes de lo previsto del noruego Martin Odegaard y los rumores de posibles fichajes parecen en peligro de extinción. Además, las dudas acechan al gran fichaje del último lustro, un Eden Hazard que sigue en plena recuperación de su lesión de tobillo, sin minutos en los dos partidos con Bélgica. 

Aún en una época de crisis galopante, la operación salida en el Real Madrid se ha acelerado como si las arcas estuvieran vacías, como si se fuera a afrontar una ambiciosa renovación de la plantilla (que tampoco va a ser el momento) o como si la gran inversión en el francés del PSG Mbappé, el deseo más arraigado, fuera inminente (que tampoco va a ser).

Casi 100 millones

El Madrid acumula casi 100 millones de euros recaudados en siete ventas, más cinco préstamos de jugadores. El relevo generacional quedará otra vez camuflado por el equipo de las tres Champions seguidas, aunque en la temporada precedente ya se mostró incapaz ante un gallito europeo como el Manchester CIty de Guardiola. 

Algunos como Kubo (al Villarreal), Brahim (al Milán), incluso Ceballos (otro año en el Arsenal) o Reinier (dos años al Borussia de Dortmund) se han marchado cedidos y en el club conservan la esperanza de que cuenten para Zidane en un futuro cercano. 

Diferentes son los casos de Achraf Hakimi (al Inter de Milán por 40 millones) y Óscar Rodriguez (nuevo jugador del Sevilla a cambio de casi 15 millones) vendidos ante la falta de entusiasmo de Zidane con ellos. El mismo que le falta con un Sergio Reguilón que tiene opulentos pretendientes, sobre todo el Manchester United, que le ofrece un gran contrato y el protagonismo deportivo que se le niega en Valdebebas, aunque también aún puede salir cedido. 

Inamovible Bale

Con todo y con eso, la china en el zapato sigue siendo Gareth Bale, un problema económico para el club y un fastidioso inconveniente deportivo para Zidane. El galés, que regresa este miércoles a Valdebebas, es el que más difícil tiene volver a ser importante con el francés en el banquillo, pero también es el futbolista mejor pagado de la plantilla (con dos años por delante de contrato) y parece ser el que menos ganas tiene de salir. 

La última venta ha sido una de las necesarias para el club, unos años después de lo que todos hubieran querido: James Rodríguez al Everton de Ancelotti por 25 millones de euros (costó 75 millones en 2014). El resto de la recaudación llega de las ventas de 4 canteranos, por algo más de 10 millones de euros: Javi Sánchez al Valladolid, Jorge de Frutos y Dani Gómez al Levante y Alberto Soro al Granada.También han regresado a la disciplina blanca Lunin y Odriozola, parte poco trascendentes de los 28 futbolistas con los que trabaja Zidane, incluidos los descartes Mayoral y Marinano.