14 ago 2020

Ir a contenido

batalla judicial

Sandro Rosell pide 29 millones por los dos años en la cárcel

En marzo, el expresidente azulgrana ya interpuso una demanda contra la magistrada Carmen Lamela

Sandro Rosell, expresidente azulgrana, en la presentación de su libro ’Un fuerte abrazo’.

Sandro Rosell, expresidente azulgrana, en la presentación de su libro ’Un fuerte abrazo’. / JOAN CORTADELLAS

El ex presidente del Barça Sandro Rosell ha interpuesto una demanda de responsabilidad patrimonial para reclamar al Estado más de 29 millones de euros por los dos años que estuvo en prisión preventiva, según ha avanzado del diario 'El Mundo'.

Rosell fue finalmente juzgado y absuelto por blanqueo de capitales. En el mes de marzo, Rosell ya interpuso una querella contra la magistrada que lo mantuvo en prisión preventiva, Carmen Lamela, y ya anunció entonces que ultimaba la demanda contra el Estado. Una sentencia del Tribunal Constitucional (TC) abrió la puerta a la indemnización de personas que habían sido encarceladas y luego absueltas por la Justicia.

De hecho, Rosell ha interpuesto esta demanda en la que reclama exactamente 29.754.465,02 euros basándose en un veredicto previo del TC. El Expresidente azulgrana fue detenido en el 2017 por presuntamente integrar una red con la que se habrían blanqueado cerca de 20 millones a raíz de la venta de los derechos de imagen de la selección brasileña de fútbol a una sociedad con sede en Catar.

22 meses preso

Pero la Sección Primera de la Sala Penal de la Audiencia Nacional lo absolvió en abril del 2019, del mismo modo que el resto de acusados, porque consideró que las pruebas no eran concluyentes, por lo que fallaron en favor de los procesados. En ese momento Rosell había pasado 22 meses en prisión.

El expresidente ha interpuesto una demanda de reparación que podría prosperar gracias a esta sentencia del 2019 del TC, que anulaba parte del artículo 294.1 de la ley orgánica del poder judicial. Este punto limitaba el derecho de indemnización a los casos en los que hay "inexistencia de hecho imputado" y dejaba de lado otros supuestos como los de las absoluciones o arhivos de causas por falta de pruebas como fue el caso de Rosell.