04 ago 2020

Ir a contenido

El TAS da la razón al Barça en su litigio con el Santos por Neymar

El club brasileño reclamaba 61,2 millones por daños y perjuicios

Roger Pascual

Neymar destaca la sacrificada labor que realizan los médicos y asistentes de salud para frenar el coronavirus en Brasil.

Neymar destaca la sacrificada labor que realizan los médicos y asistentes de salud para frenar el coronavirus en Brasil. / AFP

La larga relación judicial entre el Barça y Neymar vivió un nuevo capítulo favorable al club. Los azulgranas han logrado su segunda victoria en los tribunales en un mes vinculada al delantero brasileño. El TAS ha dado la razón al club azulgrana en su litigio con el Santos, que reclamaba 61,2 millones de euros por daños y perjuicios por el fichaje del delantero brasileño.

El tribunal deportivo considera que el contrato entre el Santos y el jugador se rescindió de mútuo acuerdo, que el Barça no incumplió el acuerdo de traspaso al pagar cantiddes adicionales al padre del futbolista y a la sociedad N&N ni incurrió en ninguna conducta fraudulenta ni en la firma del traspaso ni en la del preacuerdo con el delantero. El TAS no solo ha desestimado la demanda del conjunto brasileño, sino que le ha condenado a pagar al Barça 20.000 francos suizos (18.000 euros) por las costas procesales.

Esta decisión llega tres semanas después de que el Barça también ganara la demanda que Neymar había interpuesto reclamando el pago de una prima de renovación que el futbolista no cumplió en su integridad. El magistrado José Luis Carratalá Teruel, titular del Juzgado de lo Social número 15, no solo falló en su contra, denegándole la petición, sino que le obliga a devolver parte de lo cobrado: más de 6,7 millones. Este episodio en particular correspondía al cruce de demandas que se interpusieron, primero el jugador a la entidad y luego a la inversa a cuenta del generoso pago de 64 millones del Barça a Neymar (aparte de la ficha) para que renovara su contrato en el 2016. El brasileño, en efecto, firmó ese nuevo compromiso hasta el 2021, pero en el verano siguiente (2017) se marchó al Paris Saint Germain.