05 jun 2020

Ir a contenido

LA CRISIS EN EL FÚTBOL

Seis de los 10 clubs catalanes de Segunda B presentarán un erte

Cornellà, Llagostera, Nàstic, Prat, Olot y Espanyol se acogen a la medida ante el parón de la competición

Jugadores del Nàstic celebran un un gol en un partido frente al Barça B

Jugadores del Nàstic celebran un un gol en un partido frente al Barça B / PERE SERRA

El parón que sufren las competiciones españolas de fútbol en todas las categorías a causa del covid-19 está causando auténtico dolores de cabeza en las economías de los clubs que integran la Segunda B, una división donde los futbolistas tienen condición de semiprofesionales pero los clubs apenas cuentan con ingresos.

Así, seis de los 10 equipos catalanes que integran el grupo 3 de esta categoría han decidido ya aplicar un expediente de regulación temporal de empleo. La UE Cornellà fue el primero en anunciarlo el pasado martes. Pero a esa intención se han sumado en las últimas horas Llagostera, Nàstic, Prat, Olot y también el Espanyol B, dentro del erte mucho más amplio que realizará el club blanquiazul. Solo Barça B, Sabadell, Lleida y Badalona resisten, por el momento, la situación surgida de la pandemia.

Trabajar para el futuro

"Esperamos que esta sea una manera de garantizar la viabilidad del clubs, que nos permita reducir gastos y evitar las tensiones de tesorería", explica Álex Talavera, presidente del Cornellà, que solicitará el erte por causa de fuerza mayor y afectará tanto a futbolistas como al personal del club. Talavera admite que el futuro se presenta complicado. "La economía ha quedado tocada y será difícil volver al nivel de ingresos que teníamos antes. Por la tanto, habrá que hacer una gestión coherente con la nueva situación". 

Esa es también la valoración que realiza Luis Quiñonero, el presidente del Prat, que admite la necesidad de aplicar el erte con urgencia, pero quiere dar garantías a sus futbolistas de que percibirán lo pactado en sus contratos. "Tanto la plantilla como los trabajadores queremos que tengan la certeza y la tranquilidad de que van a cobrar todo lo que tienen estipulado".