LA ACTUALIDAD BLANQUIAZUL

El Espanyol quiere animarse en Pamplona

El equipo perico necesita un triunfo ante Osasuna para seguir soñando con la salvación

Abelardo gesticula durante un partido del Espanyol.

Abelardo gesticula durante un partido del Espanyol. / DAVID RAMÍREZ

Se lee en minutos

El tiempo se agota para el Espanyol. A 12 jornadas del cierre del campeonato, el equipo perico necesita sumar ya de tres en tres. Es cierto que en el futuro llegarán compromisos en casa ante rivales asequibles, como Alavés, Levante y Leganés, pero no bastará solo con eso. Si los blanquiazules quieren salvarse tienen que dar algún golpe fuera. La visita a El Sadar de este domingo (12.00 h) parece una ocasión factible para ello.

Con la dolorosa derrota en Zorrilla contra el Valladolid como último precedente lejos de Cornellà, el Espanyol se prepara para sorprender a Osasuna, que no tiene la salvación garantizada pero sí bien encaminada gracias, precisamente, a lo que no fue capaz de hacer el bloque catalán.

Mochila cargada

Mientras los navarros hicieron faena en el primer tercio de campeonato, con solo dos derrotas en 13 jornadas, el cuadro blanquiazul hizo justamente lo contrario: solo ganó dos partidos en ese periodo. La mochila perica viene demasiado cargada de tropiezos desde el inicio de curso y ahora solo queda ser valientes.

"Son tres puntos muy importantes. Es un campo difícil. Osasuna no ha perdido ni uno de sus 11 partidos contra equipos de mitad de la tabla hacia abajo. Hay que superar todas las dificultades", aseguró este sábado Abelardo, que mantiene su actitud positiva. "A cinco puntos dependemos de nosotros. Hay que ganar bastantes partidos, pero depende de nosotros. Es una jornada en la que creo que si vencemos recortaremos distancia".

Marc Roca, baja

El empate ante el Atlético de la pasada jornada dejó sensaciones contrapuestas, pero al menos sirvió para comprobar que el Espanyol puede competir contra cualquier rival. Si minimiza sus clásicos errores y pone la intensidad del pulso contra los rojiblancos es posible desarbolar a un Osasuna que no está en su mejor momento.

"Si RDT hace un grandísimo partido y alguno de los que salga está mal vamos a perder. Los 11 tienen que jugar a un nivel extraordinario", dice Abelardo

Con solo 3 puntos de los 15 últimos, el conjunto de Arrasate vive de rentas y echa de menos a su gran referente ofensivo, el eléctrico Chimy Ávila, que sufrió una grave lesión a finales de enero. La vida sin el argentino es más complicada. En los pericos no estará Marc Roca, que sigue con sus molestias en el tendón de Aquiles. 

Te puede interesar

"Tenemos que tener pausa con el balón, no cometer pérdidas en zonas de iniciación del juego y ser verticales", apuntó el Pitu como fórmula para aspirar al triunfo. "Osasuna es un gran rival, con los conceptos muy claros y un grandísimo entrenador. La dificultad es alta, pero el equipo siempre ha dado la cara en partidos difíciles", añadió el míster.

Abelardo prefirió frenar esa sensación de dependencia extrema de Raúl de Tomás. "Si Raúl hace un grandísimo partido y alguno de los que salga está mal vamos a perder. Tenemos que jugar los 11 a un nivel extraordinario cada partido para salir de abajo".