25 sep 2020

Ir a contenido

liga italiana

Ibrahimovic vuelve a marcar con el Milan 7 años y 250 días después

El delantero sueco (38 años) redondea la victoria en el campo del Cagliari (0-2)

El Periódico

Ibrahimovic celebra su gol al Cagliari.

Ibrahimovic celebra su gol al Cagliari.

El sueco Zlatan Ibrahimovic (38 años), delantero incorporado la semana pasada por el Milan, marcó este sábado contra el Cagliari el primer gol de su nueva etapa en la Serie A italiana, siete años y 250 días después de la última vez.

Ibrahimovic no marcaba en la Serie A desde un derbi jugado, siempre con la camiseta del Milan, contra el Inter de Milán en 2012 e impulsó el valioso triunfo 0-2 de su equipo en el campo del Cagliari, en la 19ª jornada de la Serie A.

Dio aire a un Milan que no ganaba en la competición liguera desde el 8 de diciembre, cuando logró un sufrido 3-2 ante el Bolonia, y que de allí cosechó dos empates 0-0 contra Sassuolo y Sampdoria y una humillación 0-5 en el campo del Atalanta.

El 21 elegido por su hijo

El delantero sueco, que llegó libre al Milan tras expirar un contrato de dos años con el Los Ángeles Galaxy de la MLS estadounidense, se había estrenado el pasado lunes contra el Sampdoria sin poder evitar el deslucido 0-0 final.

Tras empezar en el banquillo la semana pasada, Ibrahimovic fue titular en el inédito 4-4-2 alineado por el técnico Stefano Pioli y anotó el gol del 2-0 al rematar de pierna zurda un centro del francés Theo Hernández, después de que el portugués Rafael Leao adelantara a los milaneses a pase del español Samu Castillejo.

Con el dorsal 21 en la espalda, número elegido por su hijo, Ibrahimovic estuvo en el campo todo el partido y saboreó el doblete personal en el 85, cuando volvió a batir al meta sueco Robin Olsen con un potente cabezazo ajustado al segundo poste. Sin embargo, el linier detectó su posición de fuera de juego y el colegiado anuló la diana.

Los "rossoneri" están a cuatro puntos de distancia del propio Cagliari, que padeció este sábado su cuarta derrota consecutiva y que ocupa actualmente la última posición válida para acceder a la Liga Europa.

Tras un mes complicado, el Milan cogió aire y recuperó entusiasmo, empujado por un Ibrahimovic decido a demostrar que, pese a sus 38 años, sigue capacitado para tener un papel de protagonista en el fútbol de elite.