PREMIER LEAGUE

Los técnicos de la Premier se rebelan contra el calendario navideño

Klopp, Mourinho y Guardiola se quejan amargamente de la carga concentrada de partidos

Mourinho, en el partido del Tottenham contra el Brighton.

Mourinho, en el partido del Tottenham contra el Brighton.

Se lee en minutos

Los técnicos de la Premier, más que más que celebrar o lamentar derrotas en el Boxing Day, se han dedicado a lanzar duras críticas al extenuante calendario navideño de la Premier.

Abrió fuego Jürgen Klopp, ayer antes del viaje a Leicester del Liverpool. Y eso que es quien menos motivo de queja tiene. Juega este jueves por la noche y no volverá a hacerlo hasta el domingo. El Manchester City de Pep Guardiola juega este viernes en casa del Wolverhampton y el domingo recibe en el Etihad al Shefflied United. 

«No es correcto», dijo Klopp a la prensa inglesa. «No hay razón por la que algunos equipos no descansan ni 48 horas entre partidos. Ningún entrenador tiene problema alguno en jugar en el Boxing Day, pero hacerlo el 26 y el 28 es un crimen. Nosotros jugamos el 26 y el 29 y nos parece como unas vacaciones».

Las críticas al apretado calendario navideño suelen ser habituales entre los entrenadores, pero este año se han redoblado. «Nadie nos escucha», protestó Klopp. Jose Mourinho se apuntó a la palabra. «Es un crimen que tengamos que volver a jugar el sábado», reiteró el portugués después de que el Tottenham derrotara por 2-1 al Brighton. Su equipo jugará cuatro partidos en 11 días. «Va contra todas las reglas de fisiología y biología», dijo.

"Es ridículo"

Te puede interesar

Guardiola dijo que enviaría un carta de agradecimiento a la Premier por el calendario. Y el técnico del Brighton, Graham Potter, secundó a sus colegas de banquillo en las quejas, aunque se mostró a la vez comprensivo ante el impacto global que estas jornadas del campeonato tiene en todo el mundo. «Los especialistas que saben de recuperación te dicen que no es bueno para los futbolistas», dijo.

La Premier introduce esta temporada un parón de invierno en febrero para proporcionar reposo a los jugadores y compensar por las exigencias de Navidad. «El descanso está bien pero no es lo principal; lo problemático es tener que jugar el 26 y luego el 28», agregó Potter. «Este calendario es ridículo», dijo por su parte Brendan Rogers, técnico del Leicester.