21 feb 2020

Ir a contenido

LECCE - JUVE (1-1)

Pincha la Juve sin Cristiano; pincha luego el Inter

El equipo de Sarri solo puede arrancar un punto en su visita al campo del Lecce pero manda en la Liga

El conjunto de Conte desperdició la opción de ponerse líder al firmar un empate en casa con el Parma (2-2)

Mancosu celebra el tanto de penalti que significó el empate con la Juventus.

Mancosu celebra el tanto de penalti que significó el empate con la Juventus. / AP / Marco Lezzi

Le dio descanso Maurizio Sarri, el técnico de la Juve, a Cristiano Ronaldo, que lo había jugado todo hasta ahora. Le dio descanso y la Vecchia Signora sufrió un empate en casa del Lecce (1-1), tras otro gris partido. Un encuentro  que se decidió en la tanda de penaltis. Pinchó la Juve primero; pinchó luego el Inter, que desperdició la posibilidad de colocarse líder. Empató en su casa con el Parma (2-2) y dejó a la Vechia Signora dominar en solitario la Serie A italiana.

Empezó adelantándose la Juventus gracias al gol de Dybala desde los once metros (m. 50), pero rápidamente llegó la réplica del Lecce a través de otro penalti, materializado por Mancosu (m. 56). Tuvo más de media hora la Juve para superar ese 1-1, pero no encontró los caminos adecuados para quebrar la defensa del Lecce.

25 disparos, solo 4 a puerta

Lo intentó Sarri de todas las maneras posibles, pero su Juve tenía el problema de que Ronaldo no estaba en el campo. Hasta 25 disparos completó el equipo juventino, que formó con un trío ofensivo integrado por BernasdechiDybala, el mejor de todo, e Higuaín.

Pero solo cuatro de esos 25 tiros estaban bien dirigidos a la portería de Gabriel, el guardameta brasileño del Lecce. La ausencia de la estrella portuguesa, que había jugado 10 de los 11 encuentros de esta temporada (solo se perdió la victoria contra el Brescia por unas molestias musculares), pesó demasiado.

Críticas a De Ligt

En el primero en que descansó Cristiano, la Juventus se dejó dos valiosos puntos en un campo asequible ya que el Lecce pululaba por la zona tenebrosa y oscura de la Serie A italiana. Además, De Ligt, el central holandés que eligió irse a Turín antes que recalar en el Camp Nou con su amigo Frenkie de Jong, sigue sin encontrar su sitio.

No está De Ligt ofreciendo su mejor versión, acaparando muchos reproches de la afición y de la prensa por su falta de consistencia.  Y la Juve, que solo había cedido el empate ante el Fiorentina (0-0), ve truncada su racha de victorias en el scudetto. Llevaba cinco triunfos consecutivos hasta que topó con el Lecce.

Tropiezo interista

Luego, el Inter tuvo en su mano encaramarse al primer puesto gracias al gol inicial de Candreva (m. 23), cuyo disparo desde fuera del área fue desviado, de forma involuntaria, por un defensa del Parma. Pero en cuatro minutos enterró esa ventaja. Los tantos de Karamoh (m. 26), un joven cedido por el Inter,  y de Gervinho (m. 30) obraron el cambio en el marcador.

Pudo, al final, empatar el Inter en la segunda mitad gracias al gol de Lukaku (m. 51) después de una larga deliberación del VAR, mientras Conte terminó el partido, con siete minutos de tiempo añadido, acumulando delanteros, pero sin acierto final. La tarde empezó mal para la Juve, pero no terminó peor.