18 sep 2020

Ir a contenido

tragedia en el Himalaya

No hay dinero para repatriar al alpinista madrileño muerto en el Himalaya

Las autoridades nepalís retienen al otro montañero superviviente por las autorizaciones y la agencia de seguros no quiere pagar porque el accidente se produjo a más de 5.000 metros de altitud

La petición para conseguir los fondos para la repatriación.

La petición para conseguir los fondos para la repatriación.

Miembros de la asociación de montaña Vía Libre de Alcorcón han abierto una colecta para costear los gastos de rescate y repatriación de sus compañeros Felipe Valverde 'Tronko', fallecido el sábado pasado en el Himalaya cuando intentaba hacer cumbre en el pico Chukima Go, y David Suela que resultó ileso.

Desde la asociación explican en un comunicado que el seguro 'Totalsport' que habían contratado con Intermundial se desentendió desde el primer minuto, alegando que estaban a más de 5.000 metros de altura, por lo que han abierto una cuenta para recoger fondos que contribuyan al pago de los gastos.

Por ahora, los gastos del rescate de ambos -gestión de la repatriación, ambulancias, hospital, transporte y gestiones varias- ascienden a más de 40.000 euros, cifra que "sobrepasa la capacidad económica de las familias", por lo que solicitan la colaboración de compañeros, aficionados a la escalada y cualquiera que quiera ayudar.

Felipe Valverde 'Tronko', de 44 años, falleció el sábado pasado en el Himalaya cuando, mientras intentaba hacer cumbre en el pico Chukima Go, su cuerda se desató, provocando el trágico desenlace, mientas que su compañero, David Suela, logró salir ileso tras ser localizado y rescatado por una agencia.

El director de la agencia Annapurna Treks and Expedition, encargada de recuperar el cadáver de 'Tronko' y de rescatar al otro alpinista español, explicó que le pidieron ayuda otros dos escaladores de nacionalidad española que estaban intentando escalar la misma montaña.

Problemas con los permisos

"Me pidieron que los rescatara. No sé quiénes eran ni a qué agencia de expediciones pertenecían", añadió el sherpa, quien tras 24 horas, logró localizar al superviviente y a su compañero fallecido y los trasladó en helicóptero a la capital nepalí, a unos 250 kilómetros de distancia.

Ahora, la directora del Departamento de Turismo de Nepal, Meera Acharya, asegura a Efe que ninguno de los dos montañeros contaban con los permisos necesarios de escalada, por lo que, aunque están investigando aún, ha sugerido que "estaban escalando la montaña de manera ilegal".

Según Acharya, sólo dos españoles habían recibido permisos para escalar el Chukima Go este otoño, "pero los nombres del escalador fallecido y el superviviente no estaban en el listado del departamento". "Hemos incautado el pasaporte del superviviente y procederemos a llevar a cabo acciones legales contra él", concluyó la directora del Departamento de Turismo.

Durante la temporada de escalada de otoño en Nepal, que finaliza a mediados de noviembre, las autoridades nepalíes habían entregado permisos a 998 montañeros extranjeros.

El alpinista superviviente, castigado con 5 años sin entrar en Nepal

El Gobierno de Nepal impuso este jueves la prohibición de entrada al país durante 5 años al montañero español David Suela Fernández, que fue descubierto escalando ilegalmente en el Himalaya con el también español Luis Felipe Valverde Guzmán, que murió el sábado al precipitarse al vacío.

El portavoz del Ministerio nepalí de Turismo, Ghanshyam Upadhyaya, informó a Efe de la sanción gubernamental ha sido tomada en base a la recomendación del Departamento de Turismo, que emite los permisos. "Una vez que sea deportado, a Suela no se le permitirá entrar en Nepal durante cinco años", subrayó Upadhyaya. "El fuerte castigo ha sido impuesto para desalentar tales prácticas en Nepal", remarcó.

El Departamento de Turismo había planteado también otras dos sanciones: la prohibición de escalar en el país durante una década o una multa de 250 dólares, el doble del precio del permiso.

Una vez realizada la autopsia a Valverde, su cuerpo será entregado a las autoridades españolas en Katmandú para su repatriación.