GIRONA - RAYO (3 - 1)

Un triple de Stuani liquida al Rayo

El delantero uruguayo completó un partido soberbio y suma ya cuatro goles en las dos jornadas que ha jugado

Gallar, que dio la asistencia del gol a Stuani, festeja el 1-0 del uruguayo en Montilivi.

Gallar, que dio la asistencia del gol a Stuani, festeja el 1-0 del uruguayo en Montilivi. / JOAN CASTRO

Se lee en minutos

Jordi Danès

Encadenó el Girona la segunda victoria en Montilivi en ocho dias y el equipo de Unzué empieza a sacar la cabeza en la zona noble y a afinar una maquinaria que tiene un líder indiscutible: Cristhian Stuani. El uruguayo, que pudo estar ayer en Montilivi gracias a que formó parte de aquel Levante-Zaragoza de hace diez años que ha empezado a juzgarse esta semana y que provocó que Uruguay le desconvocara, firmó su primer hat-trick con la camiseta rojiblanca y no solo fue el factor diferencial del partido, sinó que también es pichichi en solitario de Segunda A pese haberse perdido los dos primeros partidos.

No jugó los dos primeros partidos el uruguayo. Pero en apenas 180 encuentros ya es el Pichichi de Segunda con 4 tantos

No tuvo ni mucho menos un buen arranque el Girona. Se plantó con el mismo 4-3-3 que ante el Málaga, pero cubrió mucho mejor el campo el Rayo Vallecano con un 4-1-4-1 que Jémez evolucionó a un 4-1-3-2 en medio del dominio de los madrileños, que hicieron veinte minutos largos de monologo absoluto ante un Girona absolutamente desconocido.

Persiguiendo sombras

Los de Unzué, lejos del inicio eléctrico de hace ocho días, persiguieron sombras y fueron superados por un rival que si no se adelantó fue porque no atinó en el penúltimo pase o porque Ulloa no acertó en dos cabezazos muy francos (m. 15 y m. 27). También se jugó la segunda amarilla Gual (m. 23), a quien Unzué acabó sustituyendo en el descanso para evitar quedarse con diez por el exceso de revoluciones del futbolista local.

La electricidad de Gallar

Pero en medio del despropósito local apareció Stuani, que convirtió en oro el primer balón que tocó. Gallar fabricó la acción y el uruguayo la tradujo en el 1-0 que dio inicio a otro partido. El Rayo pasó de dominador a dominado y al Girona el gol también le cambió el estado de ánimo. Y cuando los de Unzué se ponen a jugar en tres cuartas partes de campo rival, pocos equipos le pueden parar.

 La segunda parte arrancó con susto (Trejo remató al palo, m. 50), pero el Girona hizo mucho daño con espacios y una arrancada de Jairo acabó en un penalty de Catena que Stuani, infalible también desde los once metros, convirtió en el 2-0. 

El partido parecía cerrado, pero el Rayo aprovechó un paso atrás de los locales difícil de justificar y el 2-1 de Embarba puso el miedo en el cuerpo a Montilivi, que no respiró definitivamente hasta otra aparición estelar de Stuani, que estuvo en el sitio y el momento preciso para recoger un rechace y marcar el 3-1 que Alberto García le había negado a Borja García, otro de los destacados. Allí estaba, claro, Stuani para firmar el tercer tanto y llevarse el balón a casa.

La ficha del Girona - Rayo (3-1)

Girona: Juan Carlos; Maffeo, Alcalá, Juanpe, Aday; Borja García (Diamanka, m. 91), Gumbau, Granell, Àlex Gallar (Mojica, m. 77); Gual (Jairo, m. 46) y Stuani.

Rayo Vallecano: Alberto García; Tito, Catena (Piovacari, m. 58), Saveljilch, Luna; Mario Suárez (Jonathan, m. 78); Embarba, Pozo, Trejo, Álvaro (Bebe, m. 67); y Ulloa.

Goles: 1-0 (m. 28) Stuani. 2-0 (m. 57) Stuani, de penalty. 2-1 (m. 73) Embarba. 3-1 (m. 89) Stuani.

Árbitro: Sagués Oscoz, del comité vasco.

Tarjetas amarillas: Marc Gual (m. 17), Catena (m. 55), Luna (m. 76), Piovacari (m. 78), Ulloa (m. 80).

Te puede interesar

Estadio: Montilivil.

Público: 8.608