25 sep 2020

Ir a contenido

TENSIÓN EN WIMBLEDON

Kyrgios se niega a pedir disculpas a Nadal por el pelotazo intencionado

El tenista australiano cree que, con "el dinero que tiene en el banco", el campeón español "puede soportar un bolazo en el pecho"

EFE

El tenista australiano Nick Kyrgios, en su partido contra Nadal en Wimbledon. 

El tenista australiano Nick Kyrgios, en su partido contra Nadal en Wimbledon. 

El tenista australiano Nick Kyrgios cuestionó en rueda de prensa por qué tenía que disculparse con Rafael Nadal al lanzarle una pelota al cuerpo durante su partido de segunda ronda en el torneo de Wimbledon. En una subida a la red del español, Kyrgios lanzó la bola al cuerpo del balear, quien puso la raqueta como pudo, perdió el punto y se quedó esperando una disculpa del australiano que no llegó.


¿Por qué debería disculparme? ¿Le golpeé? No lo hice. ¿Fue a su raqueta, no? Le dio con la raqueta y gané el punto. No me importa. No tengo por qué disculparme", explicó Kyrgios, que este jueves cayó ante Nadal en cuatro sets.

"No me preocupa. ¿Cuántos Grand Slams tiene, cuánto dinero tiene en el banco? Creo que puede soportar un bolazo en el pecho. No pienso ir a disculparme para nada", dijo antes de rematar en tono provocador: "Sí, fui a por él. Sí, quería golpearle en el centro del pecho".

Ironías contra Nadal

Sobre el español, deslizó irónicamente que el tiempo que se toma entre los puntos "es muy poco" y que su mejor cualidad es que disputa cada punto y nunca da ninguno por perdido. Kyrgios también fue crítico consigo mismo y aseguró que, pese a no ser el más profesional del mundo, es capaz de ser competitivo: "No tengo entrenador. No entreno suficiente. No voy suficiente al gimnasio, pero salgo ahí y le compito a los mejores del mundo".

Además, ante las declaraciones de Nadal, que dijo que "potencialmente" puede ser un ganador de Grand Slam, Kyrgios apuntó que tiene mucho "que mejorar para llegar a ese nivel" y que no cree que en estos momentos "pueda optar" a ello. 

Cuestión de ética

Por su parte, el campeón español se tomó con bastante educación el pelotazo intencionado de su rival. "Según mi ética no es correcto, pero a lo mejor según la suya sí lo es. Sigo pensando lo mismo. No creo que sea un mal chico, creo que ha perdido un poquito el camino y reconducirlo sería bueno para su carrera".

Nadal alertó sobre los riesgos que entraña la actitud poco deportiva del australiano. "Esta vez me pegó a mí. No pasa nada, soy un profesional, pero puede ser peligroso para un juez de línea o el público", advirtió.  

Preguntado por el incidente de Kyrgios con el juez de silla, cuando le reclamó que Nadal tardaba mucho en colocarse al resto, el deportista balear dijo que no se había dado cuenta de todo: "No estaba a su lado y no quiero comentar sobre esto".