Ir a contenido

entrevista

Albert Jorquera: "Buscamos el ADN azulgrana"

El exportero del Barça y segundo técnico del Andorra muestra su confianza en la apuesta de Piqué

Anna Ribas

Albert Jorquera, segundo entrenador del FC Andorra.

Albert Jorquera, segundo entrenador del FC Andorra.

Albert Jorquera (Girona, 1979) aceptó el reto de ser el segundo entrenador del FC Andorra, como ayudante de Gabri, después de que Gerard Piqué se hiciera con el club después de haber sido portero del Barça de su carrera profesional.

Piqué dijo que sonaría el himno de la Champions en Andorra. Gerard es muy optimista y siempre piensa en grande. Además, es cabezota y ambicioso, sabemos que pondrá todos los recursos y no descartamos que algún día pase, pero será a largo plazo.

A corto plazo se han propuesto el ascenso. ¿Cómo lo ve? Estamos muy bien. El objetivo principal es subir, pero no nos lo habíamos propuesto para esta temporada. La intención era que este fuera un año de transición para establecer las bases del club y enderezar el proyecto, que aún es muy embrionario… Pero se nos ha presentado la posibilidad de conseguirlo esta temporada  e intentaremos sumar el máximo de puntos para lograrlo. 

¿Cómo ha vivido el cambio de ser portero del Barça a entrenador de la Primera Catalana? Cuando dejé el futbol, estuve unos años apartado y me dediqué a organizar mi vida, hice algunas inversiones… pero después de tres años me volvieron a entrar ganas. Me reenganché entrenando a los porteros del Llagostera,en Segunda División A, pasé al Juvenil del Barça con Gabri y después fuimos a la Primera División de Suiza para acabar en Andorra esta temporada. 

¿Cómo le llegó la propuesta? La primera llamada fue de Gerard, nos informó de sus intenciones y me propuso vernos, con Gabri y la gente de Kosmos, para contarnos el proyecto. Hacía cinco o seis meses que habíamos salido de Suiza, no estábamos entrenando, la temporada ya había empezado y teníamos ganas de seguir. Lo valoramos y estudiamos el proyecto a fondo, vinimos a Andorra a conocer el equipo y la categoría… Y nos convenció.

De Primera División a Primera Catalana. Bueno, es primera igual, ¿no? Siempre hemos estado en categorías superiores pero los hándicaps con los que nos encontramos no tienen nada que ver con esto. Nos preocupa más el hecho de no tener un sitio para entrenar que podamos usar solo nosotros. La categoría nos daba igual, nos ha convencido el proyecto y miramos a largo plazo. 

Se habla mucho en Andorra del ADN azulgrana.  Sí, está claro. Tanto Gabri como yo nos hemos formado en el Barça, con lo cual, nuestra forma de jugar está relacionada. Aunque hayamos tenido experiencias fuera del club, está claro que nos caracteriza un fútbol asociativo, de pasadas, ataque y presión… Intentaremos que el Andorra lo adquiera con el tiempo. 

La crítica más repetida es el poco papel que tienen los andorranos en la plantilla. Tenemos una plantilla con muchos andorranos. Ni Gabri ni yo nos fijamos en la nacionalidad de nadie al hacer el equipo. No se nos valorará por hacer jugar más o menos a los andorranos sino por si subimos o no.  

¿Están satisfechos del rendimiento del equipo? Mucho, tenemos un grupo muy bueno. Cuando entramos tuvimos que retocar la plantilla y no es fácil que el equipo asuma bien los cambios, pero lo han hecho de una forma espectacular. Se llevan muy bien y creo que es uno de los secretos que nos ha permitido llegar tan lejos. 

¿Sienten la presión por subir? Tenemos ganas, supone un gran salto y permite recortar tiempo al proyecto. No es lo mismo estar en Tercera División que en Primera Catalana. Y lograrlo en cinco meses está siendo todo un éxito.