Ir a contenido

DIÁLOGO ENTRE SUPERCAMPEONES

Barrufet y Egurrola, leyendas azulgranas con récord

El portero de hockey sobre patines está a un título de alcanzar la plusmarca de 71 del exportero de balonmano

Los dos mitos barcelonistas debaten sobre las impresiones y sentimientos de su larga y triunfal trayectoria

Joan Carles Armengol Luis Mendiola

Aitor Egurrola, hockey patines, a punto de igualar la marca de 71 títulos conseguidos por otro ’monstruo’ de las secciones del FC Barcelona, David Barrufet, con la sección de balonamno. / JORDI COTRINA

Son autores de récords de leyenda en el Barça. En realidad, son dos leyendas del Barça que, además, tienen un récord que pronto, muy pronto, compartirán. Ambos son porteros, ambos han brillado en el Palau Blaugrana y ambos son estandartes de las dos secciones profesionales azulgranas más triunfales, las de balonmano hockey sobre patines.

Este sábado, el portero sobre patines Aitor Egurrola está en condiciones de igualar los 71 títulos que atesoró en sus 22 temporadas como azulgrana David Barrufet, retirado en el 2010 y ahora director deportivo de la sección de balonmano. Para ello, el equipo del 'Pulpo' Egurrola debe ganar en el Palau al Alcoi (20.45 h.) y el Liceo haber pinchado antes en casa (empate o derrota) ante el Igualada (18.00 h.). De esa manera, la 19ª OK Liga ya sería un hecho para el portero de hockey, que en el peor de los casos deberá esperar un par de semanas para certificar este nuevo título e igualar los históricos 71 de 'Barru', con la posibilidad además de adelantar a su colega en la próxima 'final four' de la Liga Europea, probablemente en Lisboa, donde el Barça buscará ante tres equipos portugueses una nueva Copa de Europa, que sería la 12ª de Egurrola y su 72º trofeo con el equipo azulgrana. Mejor, imposible.

Barrufet y Egurrola, con las bolas de sus respectivos deportes. / JORDI COTRINA

EL PERIÓDICO ha querido reunir a estos dos mitos del barcelonismo para una conversación distendida y amable en la que analizan esos hitos y explican las sensaciones que atesoran en estos momentos sobre esos récords sin precedentes.

-¿Qué sensaciones tienen ante este récord que pronto será igualado o incluso superado?
DAVID BARRUFET. Por mi parte, muy buenas. Ya tenía ganas de que alguien superara mi récord porque eso significa que las secciones del Barça funcionan bien y que se están consiguiendo muchos títulos. Estaba claro que Aitor era el primero que lo batiría, y me alegro mucho porque jugadores como él se lo merecen porque es un ejemplo tanto dentro como fuera de la pista.
-AITOR EGURROLA. Para mí es un orgullo. Nunca había soñado en llegar a estos niveles, en tener una carrera así en el Barça de hockey, en ser el deportista de la sección con más títulos ni, por supuesto, en poder alcanzar a Barru con esos 71 títulos. Cuando hace años me lo comentaban, pensaba que era imposible, porque ya tenía una edad. Pero, llegado el día, estoy muy contento y orgulloso.

¿Cómo lo ha conseguido?
-AE. Mi principal mérito es haber hecho toda mi carrera en el Barça, porque en ningún otro club habría sido posible llegar a esas cifras de títulos. Somos conscientes de la apuesta del club, desde hace muchísimos años, por las secciones y lo agradecemos porque tenemos las mejores condiciones para trabajar y lograr trofeos, Eso, por sí solo, no es ninguna garantía, pero si además se hacen las cosas bien, como es el caso, tienes más posibilidades de sumar títulos.

-Ahora que está a punto de alcanzar a David Barrufet, ¿se ha fijado ya otros objetivos?
-AE. Mi único objetivo es seguir disfrutando. No tendría sentido a estas alturas, a mis 38 años, fijarse otro objetivo que no sea el día a día, disfrutar de cada entrenamiento, de cada partido. Ahora llego al vestuario y hay chavales 20 años más jóvenes que yo, que me recuerdan cuando yo comenzaba, con aquellas ganas de entrenar que tenía. Ese es mi objetivo día a día, porque los títulos, más títulos, ya llegarán si se siguen haciendo las cosas bien.

David Barrufet. / JORDI COTRINA

"Ya tenía ganas de que alguien superara mi récord porque eso significa que las secciones del Barça funcionan muy bien"

David Barrufet

Exportero de balonmano del Barça

-Está claro que cifras como estas, en cualquier otro club, son difíciles de alcanzar, ¿no?
-DB. Las hemos conseguido porque estamos en el mejor club de mundo. No hay ningún otro club que haya apostado tantos años seguidos por los otros deportes profesionales, renovando plantillas enteras para seguir compitiendo al más alto nivel. Aquí tenemos la suerte de poder confeccionar equipos de alta calidad deportiva para luchar por todos los títulos. Las secciones están hechas para dar alegrías a los socios y para que los aficionados se sientan orgullosos de su equipo. El Barça es 'més que un club', entre otros motivos, porque tiene muchas secciones profesionales que luchan cada año para ganar la Champions.
-AE. Hay otros clubs, como el Sporting de Lisboa, que también tienen muchas secciones, pero no de tanto nivel. La apuesta de tantos años de seguir manteniendo secciones ganadoras es una de las cosas que hace que el culé se sienta orgulloso, y creo que seguirá siendo así porque esta es una demanda de la gente del Barça.
-DB. Mira si el Barça es 'més que un club' que es el único equipo del mundo en el que un niño aficionado puede lucir la camiseta del Barça cada día de la semana. El sábado juega el fútbol, el domingo el hockey, el lunes el fútbol sala, el martes el balonmano , el miércoles otra vez el fútbol, el jueves el baloncesto… Es decir, ese niño puede ver cada día de la semana a un equipo del Barça luchar por alguna cosa importante.

-Como por la Champions, por ejemplo. Por cierto, este año todos los equipos están muy bien posicionados en Europa, ¿no?
-DB. ¡Hombre, ya lo creo! Sería demasiado que en la misma temporada todos los equipos del club llegaran como mínimo a la 'final four' de sus modalidades. Y eso, a día de hoy, es posible. Solo faltan clasificarse el fútbol, el baloncesto y nosotros, el balonmano. Hockey y fútbol sala ya están metidos entre los cuatro mejores. Incluso el equipo femenino y el juvenil de fútbol ya están en semifinales. Conseguir el pleno sería la hostia.

Aitor Egurrola. / JORDI COTRINA

"Mi principal mérito es haber hecho toda mi carrera en el Barça; en ningún otro club habría podido llegar a estas cifras"

Aitor Egurrola

Portero de hockey sobre patines del Barça

-Volvamos a los récords. ¿Jugar en la posición de portero ha sido determinante para estar ahí arriba?
-AE. Algo tiene que ver, sí, porque alargar la carrera deportiva como portero resulta un poco más fácil. Pero también tiene mucho que ver, como hemos dicho, jugar en el Barça y, por supuesto, la lucha, el trabajo y la perseverancia.
-DB. Sí. En balonmano, por ejemplo, el desgaste de un portero es menor. Nosotros jugamos seis metros separados del resto de jugadores. Es como si jugáramos en un deporte individual dentro de un deporte colectivo. Pero, por otra parte, el portero debe ser psicológicamente más fuerte que un jugador de campo porque el equipo depende de ti más que de ningún otro jugador.  Tu puedes ayudar a tus compañeros, pero ellos no te pueden ayudar a ti porque eres el último hombre. Puedes hacer un partido absolutamente perfecto, pero si te comes el último gol, todo el mundo dirá que has fallado; en cambio si un jugador de pista ha marcado 10 goles, nadie le dirá nada por fallar otro.
-AE. Por otra parte, si con 35-36-37 años no estás físicamente en el mejor momento, lo puedes compensar con la madurez mental porque ya has vivido situaciones parecidas con anterioridad, y eso ayuda. De esa experiencia también se aprende.
-DB. Eso es verdad. Los porteros paran muchas pelotas por veteranía: ya sabes dónde tirará el rival, o sabes exactamente cómo chuta un penalti… Un jugador que dispara contra un portero veterano no lo tiene tan fácil como contra un portero joven.

-Además, los porteros tienen fama de tener un punto de locura.
-DB y AE. ¡Esto es un mito!

-¿¿??
-AE. Habrá algún portero que esté loco, pero en general somos gente muy normal.
-DB. Existe un mito que dice que los porteros estamos medio sonados, pero en realidad somos los más listos. En balonmano, está claro, porque los palos que se llevan los jugadores de campo son brutales. A mí me podían dar un pelotazo de vez en cuando, pero ellos recibían cada día.

-AE. Los porteros de hockey recibimos pelotazos, pero vamos más protegidos que los demás, que son los que reciben daño de verdad. A mí lo que más me ha perjudicado ha sido la posición agachada, eso sí. Llevo tres operaciones en la rodilla derecha, y una en la izquierda. Tengo las rodillas tan desgastadas que ya he dejado de sufrir. Ya lo pagaré más adelante…

"Víctor Tomàs me superará seguro; batir el récord que dejará Aitor será más difícil. Pero esa ya será una guerra entre ellos dos, yo me aparto"

David Barrufet

Exportero de balonmano del Barça

-¿Tienen la impresión de haber jugador con los mejores equipos de la historia del Barça?
-DB. Yo he tenido la suerte de haber jugado siempre en grandes equipos. El Barça es mucho más que una sola época. En el aspecto numérico, está claro que el dream team de Valero Rivera, con cinco Champions seguidas, fue el mejor equipo, pero creo que es injusto comparar. Antes la Liga de balonmano era más fuerte y, en cambio, la Champions no tanto como ahora. Por otra parte, creo que el equipo actual es comparable con cualquiera que haya habido antes… y no lo digo porque lo haya hecho yo, ¿eh? (risas). Quizá habrá un día en que una gran computadora sea capaz de enfrentar a los equipos de diferentes épocas…  y entonces tendremos la respuesta.
-AE. Siempre se tiende a mitificar el pasado. ¿Quién dice que dentro de 10 o 15 años no se hablará del equipo actual de balonmano, por ejemplo, como el mejor de la historia? No se sabe. Lo que está claro es que ha habido épocas distintas. El hockey por ejemplo, era antes de más contacto, y ahora, con el cambio de normas, es más dinámico y más rápido. Pero yo, como Barru, he tenido la suerte de estar al lado de los mejores jugadores de la historia del hockey. Cuando llegué, estaban Carles Folguera, los hermanos Páez, Beto Borregán… Nombres enormes. Y ahora veo a Gual, Panadero… referentes de los niños que empiezan a jugar.

-¿Cómo fue comenzar a la sombra de Folguera y Lorenzo Rico en la portería del Barça?
-AE. Para mí, y para todo el mundo entonces, Carles Folguera era el número 1 indiscutible. Que lo dejara cuando estaba todavía muy bien, que me cediese la portería del Barça y me dejara paso a mí, en un relevo natural, fue para mí un orgullo y una referencia.
-DB. Los dos tuvimos la suerte de aprender de los mejores y luego pudimos aprovechar  esa oportunidad para estar muchos años aquí. Yo solo había hablado dos o tres veces con Lorenzo -los jóvenes de aquella época entrábamos my tímidos en el vestuario, no como ahora- cuando él me dijo: «Tú serás mi sucesor». Creía que me estaba vacilando, pero me ayudó mucho. Yo tenía 18 añitos.

-Debe ser difícil elegir, pero de estos 71 y 70 títulos, ¿cuál les marcó más?
-DB. Las primeras Ligas y las primeras Champions siempre son muy importantes, pero en mi caso el trofeo más especial fue una Supercopa de Europa que ganamos aquí en el Palau en 1998 porque fue justo después de la muerte de mi hermano Jaume. Es el que más me emociona.
-AE. Para mí fue muy importante un 'play-off' contra el Vic, creo que en el año 2000, que decidía una Liga en el tercer partido y en su pista. No fue mi primera Liga, pero sí la primera en que jugué como titular un partido tan decisivo y que sirvió para reafirmar mi posición en el equipo.

"Para un portero resulta un poco más fácil alargar la carrera, pero también cuenta la lucha, el trabajo y la perseverancia"

Aitor Egurrola

Portero de hockey sobre patines del Barça

-¿Qué sienten al formar parte de un club que tiene también al mejor jugador del mundo de fútbol?
-DB. Bueno, Messi es punto y aparte, brutal. No tenemos una relación habitual, pero recuerdo que algunas veces coincidí con él en los servicios médicos del Camp Nou cuando él era solo un niño. ¡Cómo iba a pensar que sería el mejor de la historia!
-AE. Yo sigo el fútbol más de lejos, soy más de los deportes que se juegan en el Palau Blaugrana. Pero el fútbol es nuestro hermano mayor y la verdad es que la figura de Messi ha trascendido incluso del Barça y del mundo del fútbol en general. Mi mayor relación con el Camp Nou es cuando a final de temporada jugábamos un partido contra los de balonmano. ¡Y siempre nos ganaban!  

-¿Finalmente, a qué jugador del Barça ven con posibilidades de batir su récord de títulos?
-DB. Bueno, a Víctor Tomàs, ¿no?, que ya lleva 63 en balonmano y que mi récord lo bate seguro en un par de años. Batir el récord que dejará Aitor ya será más difícil, pero esa ya será una guerra entre ellos dos. Yo me aparto. 

Los perfiles

David Barrufet, el hombre de los pantalones amarillos

El sucesor de Lorenzo Rico en la portería del Barça de balonmano se eternizó de tal manera en el puesto que estuvo 22 triunfales temporadas  en al Palau Blaugrana, después de haber llegado al club con 14 años, procedente del colegio Sagrada Família de Horta, donde comenzó a jugar a los ocho años animado por su hermano mayor Jaume, fallecido luego en 1998. David Barrufet (Barcelona, 1970) debutó en el primer equipo con 18 años, la edad en que sufrió un accidente de moto que le lesionó el dedo corazón de la mano izquierda, que siempre llevaba protegido con un vendaje. En la pista, siempre lucía un pantalón amarillo porque, lejos de las supersticiones, creía que era un color vivo que atraía los disparos de los rivales. Además, cuando en verano del 93 se cambió de color, sufrió la lesión más grave de su carrera: rotura de ligamentos de la pierna izquierda. Su camiseta número 16 cuelga del Palau, merecido homenaje a un jugador con dos medallas  de bronce olímpicas, en Sídney 2000 y Pekín 2008, con la selección, con la que jugó 280 partidos, otra gran cifra. Actualmente es el director deportivo del balonmano azulgrana y responsable, por tanto, del posible nuevo pleno del equipo (siete títulos de siete) que reeditaría los del 2000 y 2015.

Autor Egurrola, el pulpo más longevo en la portería

Catalán nacido en 1980 en Castelldefels, donde aún reside, Aitor Egurrola Leizeaga presume con orgullo de tener 14 apellidos vascos más. Si David Barrufet tomó el relevo en la portería de balonmano a Lorenzo Rico, El Pulpo es heredero de Carles Folguera, el actual director de La Masia. Lleva ya 21 temporadas en el primer equipo, y renueva año a año con la plena confianza de la dirección deportiva del hockey, que ve en el binomio que conforma con el mallorquín Sergi Fernández a un tándem de máxima garantía. En el 2016 comenzó a ejercer de capitán levantando su 59º trofeo, una Copa del Rey, con lo que superaba los 58 de Beto Borregán, el récord anterior de la sección. Casado y con dos hijos, también llegó al Barça, como Barru, bordeando los 15 años y procedente de un equipo del barrio de Horta, y debutó en el primer equipo, como el portero de balonmano, a los 18 años. Desde entonces ha desarrollado una carrera modélica, que sin duda llevará al club a retirarle la camiseta con el número 1 y colgarla quizá ya en el nuevo Palau, al lado de la de Borregán. "Sería un orgullo, pero cuando llegue el momento ya se hablará", asegura Aitor Egurrola, el jugador con más OK Ligas (18), más Champions (11) y más Copas Continentales (11).

Temas: Balonmano