Ir a contenido

duro castigo

Ocho partidos de sanción a Diego Costa

El Atlético recurrirá al castigo del delantero hispanobrasileño, que no jugará hasta la próxima Liga

Sergi López-Egea

Diego Costa, en el momento de ser expulsado en el Barça-Atlético.

Diego Costa, en el momento de ser expulsado en el Barça-Atlético. / REUTERS

Diego Costa, delantero del Atlético, no volverá a jugar esta temporada, a no ser que prosperen los recursos que presentará su club, que está dispuesto a llegar a las últimas instancias deportivas españolas para reducir la sanción del futbolista.

Costa ha sido castigado con ocho partidos de sanción a consecuencia de la expulsión sufrida el sábado pasado en el Camp Nou. Solo quedan siete jornadas de Liga, con lo que el jugador no volverá a vestirse de rojiblanco y tampoco podrá participar en la primerade la próxima Liga, sea con el Atlético u otro club español. El Atlético recurirrá al Comité de Apelación y solicitará la suspensión cautelar de la sanción mientras se resuelve el caso.

Cuatro más cuatro

Carmen Pérez, presidenta del Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol, le impuso la 'supersanción' basándose en los artículos 94 (insultos, ofensas verbales y actitudes injuriosas) y 96 del código disciplinario (agarrar, empujar o zarandear al árbitro). Por cada uno de ellos le castiga con cuatro encuentros de sanción. Asimismo, aparte de suspensión deportiva, Costa tendrá que pagar una multa de 6.010 euros y el Atlético otra de 2.800 euros.

Costa increpa a Gil Manzano en presencia de Giménez y Godín. / ALBERTO ESTÉVEZ (EFE)

"No esperaba que fueran tantos partidos, pero si lo han decidido así sus motivos tendrá", dijo Enrique Cerezo, asumiendo que "el insulto a un árbitro está entre cuatro y ocho partidos" y, por tanto, Costa recibió la mínima pena por uno de sus actos. El presidente del Atlético achacó la reacción del futbolista a que "le estaban haciendo muchas faltas y al final llega un momento en que uno se tiene que cabrear".

Cerezo insistió en que no quería justificar la reacción de Costa "porque un insulto nunca es justificable", pero trató de restarle trascendencia: "Hay momentos en la vida en que uno pierde los papeles y dice cosas que no tiene que decir". El dirigente garantizó la continuidad del delantero en la plantilla, pese al castigo y su bajo rendimiento.

"Me cago en... "

La expulsión se produjo en el minuto 28 de partido, con empate a cero en el marcador, cuando Diego Costa fue expulsado y le dijo al árbitro "me cago en tu puta madre". A continuación, en plena discusión con el colegiado extremeño Jesús Gil Manzano, el futbolista lo agarró de las manos para impedirle que mostrara más tarjetas, según escribió el juez en el acta.

El Comité Técnico de Árbitros disponía de una grabación en la que se escuchaba el insulto del futbolista que ha servido para tumbar la alegación del Atlético, que defendió a su jugador diciendo que no había lanzado ningún insulto a Gil Manzano sino que, enojado por la roja, había gritado: "La puta madre que me parió".

Diez años desde Pepe

El último gran castigo del fútbol español tiene diez años, cuando se impusieron 10 partidos de sanción a Pepe (Real Madrid) en el 2009 por agredir a Albín y Casquero (Getafe) y gritar al árbitro: "Sois todos unos hijos de puta". A Cristiano Ronaldo (2017) le cayeron cinco entre la expulsión y un empujón al árbitro De Burgos Bengoechea.

Las peores sanciones han sido por acciones violentas. El récord es de Joaquín Cortizo (Zaragoza) que fue castigado con 24 partidos en 1964 por provocar una fractura de tibia y peroné a Enrique Collar (Atlético).

Piqué trata de calmar a Costa tras su expulsión en el Camp Nou. / ALBERTO ESTÉVEZ (eFE)

Insulto y agarrón

El árbitro reflejó en el acta el insulto y lo ratificó posteriormente a la presidenta del Comité de Competición a petición suya. Gil Manzano escribió también que "una vez expulsado, me agarró en sendas ocasiones por el brazo con el objeto de impedir que no mostrara las amonestaciones a sendos compañeros dorsales 24 (José María Jiménez) y 2 (Diego Godín), respectivamente". 

Diego Costa se pierde por lo tanto los siete encuentros que debe jugar el Atlético y que podrían ser claves ante un eventual declive del Barça. El primero será este sábado ante el Celta, en el Wanda Metropolitano, y posteriormente los partidos con el Eibar, Valencia, Valladolid, Espanyol, Sevilla y Levante.